Cómo salvar la nueva Generación Ni-ni

 Generacion ni ni

A lo largo de muchos años, las nuevas generaciones de jóvenes han supuesto un quebradero de cabeza para la sociedad, ya que de sus acciones depende el futuro de la economía y la continuidad de las estructuras políticas y sociales. En pleno siglo XXI nos encontramos con un problema social alarmante cuando hablamos de la 'Generación ni-ni'. El reality show que se emitía hace algún tiempo en una cadena de televisión no hace más que mostrar una realidad social que viene acentuándose desde hace tiempo.

La generación ni-ni se caracteriza por jóvenes que ni estudian ni trabajan, y tampoco hacen el esfuerzo de intentarlo o de buscar un empleo. Su apatía y falta de expectativas en la vida les obligan a convivir con los padres y ser una carga para la sociedad en general. El fenómeno nini engloba a aquellos jóvenes menores de 24 años parados sin empleo anterior y aquellos que no siguen ninguna formación, tanto oficial como no oficial. La EPA (Encuesta de Población Activa) estimó que España contaba con más de 700.000 jóvenes a mediados de 2009.

¿Qué provoca este abandono?


Según datos de Eurostat, uno de cada tres jóvenes españoles de 18 a 24 años abandona el sistema educativo sin conseguir un título de enseñanza secundaria post obligatoria. Esta cifra coloca a España en la antepenúltima posición dentro de los países de la Unión Europea con una mayor proporción de jóvenes sin estudios secundarios y fuera del sistema educativo.

Los motivos de esta desidia formativa pueden deberse a la falta de motivación del joven o la obtención de malos resultados escolares, así como la búsqueda de un empleo en lugar de seguir estudiando. En la actual situación económica, esta última opción agrava aún más el problema, y teniendo en cuenta, que los jóvenes no cuentan con una formación adecuada para ejercer cualquier puesto, las posibilidades de encontrar un trabajo se reducen al mínimo.

La generación ni-ni ante la perspectiva de un futuro incierto y nada seguro, ha optado por no esforzarse, vivir el día a día bajo las comodidades del domicilio familiar, descartando toda idea de independizarse o construir su propia vida.

Consejos para combatir el fenómeno ni-ni


Es fundamental que desde la infancia, los padres eviten la sobreprotección de los hijos, darles todos los caprichos y permitir cualquier comportamiento. Durante su crecimiento hay que ir fomentando el individualismo y la autonomía del niño, mostrar el esfuerzo que cuesta conseguir las cosas y ofrecer los recursos necesarios para que aprendan a solucionar sus propios problemas.

La base para erradicar esta actitud es motivar a los jóvenes a través de consejos y guías que les hagan recapacitar sobre su situación actual y los inconvenientes que ello supone tanto para ellos mismos como para la familia. El joven tiene que buscar y encontrar una meta que le incite a pasar a la acción, un objetivo a alcanzar que le devuelva la ilusión y las ganas de trabajar. Hacerles ver que ahora es cuando tienen que luchar para construir su futuro, es ley de vida que no puedan vivir siempre dependiendo de sus padres.

El interés por la cultura y por todos los acontecimientos que nos rodean es un punto clave en el desarrollo intelectual del joven. Obtener conciencia de los problemas que atañen al mundo, y tomar compromiso de ello es fundamental para colaborar en la creación de un futuro mejor.

Laura Fernández Aranda  •  lunes, 18 de octubre de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x