Qué hacer con las mascotas en vacaciones

Verano con mascotas

Mucha gente adquiere una mascota sin pensar en las responsabilidades que ello conlleva. Disfrutan durante todo el año del amor incondicional que reciben de su animal de compañía pero cuando se acercan las vacaciones empiezan a verlo como una carga con la que no saben qué hacer. Es cierto que tener una mascota puede influir en el tipo de vacaciones que elijas, pero es el momento de que empieces a ver a tu mascota como lo que realmente es, como un miembro más de tu familia con el que tienes que contar.

Disfrutar de las vacaciones con tu mascota

Las razones por las que muchas personas deciden irse de vacaciones sin sus mascotas son muy variadas. La principal es la difícil adaptación de algunos de los animales a lugares nuevos. Otro inconveniente es el alojamiento, ya que muchos hoteles no aceptan animales. Sin embargo, ante la creciente concienciación de planear unas vacaciones con la mascota, cada vez son más los complejos hoteleros que ofrecen un servicio de alojamiento para animales, lo que generalmente supone un plus en el precio.

También puedes optar por alquilar una casa rural, una opción más independiente y con mayor facilidad para alojar a tu mascota. Toprural ofrece algunos alojamientos de este tipo en los que tu animal será tan bien acogido como el resto de la familia.

Viajar a un país extranjero es otra de las razones por las que mucha gente decide no contar con su mascota para pasar las vacaciones. Es cierto que si se trata de un circuito organizado y un viaje en grupo, lo más probable es que la propia agencia de viajes no acepte mascotas. Pero siempre cabe la posibilidad de organizarte el viaje por tu cuenta. En ese caso, infórmate bien sobre la legislación del país en cuestión de animales de compañía porque tendrás que llevar todos los papeles en regla.

Cuenta con tu mascota para planear las vacaciones

Si decides llevar a tu mascota en tus vacaciones tienes que tener en cuenta una serie de recomendaciones para que no le perjudiquen las consecuencias del cambio de ambiente. Si vas a viajar en coche, descansa frecuentemente para que tu mascota no sufra mareos y pueda hacer sus necesidades. Lleva en el viaje sus juguetes preferidos para que se sienta como en casa y ocúpate de que beba agua en abundancia para evitar la deshidratación.

Infórmate antes de salir de los posibles alojamientos donde acepten animales. Y comprueba que en el establecimiento sean rigurosos con su cartilla sanitaria. Así te asegurarás de que no hayan estado antes animales enfermos.

Evita en la medida de lo posible cambiar los hábitos del animal en cuestión de horarios de comidas, de salidas y de cuidados. Si es posible, es recomendable también no variar la marca de sus alimentos.

Si finalmente no te queda más remedio que irte de vacaciones sin tu mascota, puedes optar por dejarla en casa de alguna persona de confianza que le proporcione los mismos cuidados y con la que el animal se sienta a gusto. Otra opción es llevar a tu mascota a una residencia especializada donde se harán cargo de ella durante todo el tiempo que estés de vacaciones. Pero asegúrate antes de que tanto la residencia como el personal cumplan todos los requisitos para que tu mascota reciba los cuidados que se merece.

En cualquier caso, recuerda que tu mascota es tu responsabilidad, y además uno más de la familia. Por lo tanto si a la hora de planear tus vacaciones tienes en cuenta tus necesidades y limitaciones y las de tu familia, tendrás que tener también en cuenta las de tu mascota.

Laura Sánchez  •  lunes, 2 de diciembre de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x