House Sitter, una forma de viajar gratis

House Sitter, una forma de viajar gratis

El ingenio se abre camino entre el caos que provoca la crisis económica y surgen interesantes propuestas para no quedarte sin vacaciones por falta de dinero. Es evidente que tenemos que transformar bastante la idea que teníamos de pasar unas vacaciones estupendas y abrirnos a nuevas alternativas, nuevos conceptos que se adapten a nuestras posibilidades y que seguramente nos sorprenderán gratamente.

House Sitter o cuidadora de casas

La figura de la House Sitter empieza a tomar forma en el mundo anglosajón, aunque por motivos culturales, tendremos que esperar un poco más a que se imponga en España. Mientras tanto, podemos aprovechar la oportunidad que nos ofrecen los propietarios de casas en Gran Bretaña y pasar un par de semanas en una casa victoriana en Londres con la única tarea de regar las plantas y sacar a pasear al perro mientras sus propietarios se van de vacaciones. Vacaciones para todos, y todos salimos ganando. La idea de pasar unos días en Londres sin necesidad de pagar alojamiento es bastante tentadora.

En la Red se encuentran muchas webs destinadas a encontrar candidatos para cuidar las casas en diferentes partes del mundo. Páginas como caretaker.org, sabatticalhomes.com o mindmyhouse.com te ofrecen la posibilidad de unas vacaciones asequibles en donde quieras por tan solo hacerte cargo de las obligaciones de la casa unos días. Piénsalo, porque no parece mala idea. Pero entérate bien de las condiciones antes de llegar a algún acuerdo, porque hemos visto propuestas para cuidar ranchos en EEUU, donde el trabajo puede ser agotador.

Intercambio de casas

Si bien el House Sitter no es muy habitual en España, sí parece que está cuajando otra tendencia para conseguir unas vacaciones inolvidables y económicas. Nos estamos refiriendo al intercambio de casas. Se trata de una propuesta que te permitirá pasar tus vacaciones en esos lugares que siempre has soñado pero que no te has podido permitir. Imagínate pasar tres semanas en la Toscana, en una casa para ti y tu familia, evitando los costes de un hotel. Imagínate cualquier destino porque la oferta es variadísima.

Las cifras hablan de más de 250.000 intercambios de casas anuales en todo el mundo. Si reflexionas sobre los gastos vacacionales, verás que más de la mitad del presupuesto lo ocupa el alojamiento, y mientras tanto, tu propia casa está vacía. Así que no parece mala idea intercambiar tu casa con una familia que viva en la Bretaña francesa o en un campo irlandés, ¿no crees? Seguro que vivas donde vivas, habrá alguien en algún lugar del mundo interesado en tu casa.

No hay mejor oportunidad para conocer nuevos lugares y tener experiencias inolvidables a las que de otra forma no podrías acceder. Ya no tienes excusa para no disfrutar de unas vacaciones especiales ni hay motivo por el que no puedas viajar a lugares increíbles. Si tienes familia, la mejor opción es intercambiar tu casa, pero si vives sola, atrévete con el House Sitting, toda una experiencia que seguro repetirás.

Laura Sánchez  •  lunes, 27 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x