Desnudas por sus hijos

Desnudas por sus hijos. calendario erótico por autobús

"¿Habéis visto? Al final las madres de Valencia que hicieron un calendario erótico para poder pagar un autobús escolar que llevara al cole a sus hijos lo consiguieron", saca el tema Mari Pili en la hora del cafecito. "Bueno, yo no diría que lo consiguieron... Han recaudado dinero para pagar tres meses de transporte. ¿Y luego qué? A mí me parece súper triste que esas mujeres hayan decidido desnudarse para lograr su objetivo, sea cual sea. Para luchar contra algo no hace falta quitarse la ropa", abre el debate Rosa.

"¿Estás segura? ¿Y qué alternativa propones? A mí lo que me parece triste es que en este mundo precisamente HAYA que desnudarse para conseguir algo porque eso es lo que vende, lo que funciona". Por primera vez estoy totalmente de acuerdo con Mari Pili.

Porque esas mujeres no querían que el mundo les viese como Dios les trajo al mundo; ellas mismas han confesado la vergüenza que sienten ante el hecho de que sus hijos, maridos, padres, amigos y el resto del planeta puedan ver sus cuerpos desprotegidos, cuerpos de madres de familia que hasta entonces nada tenían que ver con el mundo de fama o del destape. Aunque al mismo tiempo estén orgullosas de su valentía.

"Ellas no dijeron 'Hala, vamos a desnudarnos'. Llevan un montón de tiempo protestando por su situación. A sus hijos les han quitado el autobús escolar y algunos tienen que caminar hasta seis kilómetros para llegar al colegio. ¿Tú ves eso normal? Lo han denunciado, han organizado marchas, han vendido lotería... Pero, por desgracia, la difusión y los resultados no llegan con ese tipo de esfuerzos, sino haciendo un calendario erótico. Lo necesitaban y esa es la opción más eficaz y segura", argumenta con fuerza Mari Pili.

"Queridos Reyes Magos, quiero un autobús para ir al cole...."

Desnudas por sus hijos, pienso por un momento. Y sólo para pagar tres meses de ese autobús que deberían tener 'por defecto'. Sus hijos, y no es una exageración, no pidieron a los Reyes Magos coches de juguete ni muñecas. Pidieron un autobús que les llevara al colegio. Muchas lloraron de alegría el primer día que vieron cómo sus niños volvían a montar en ese autobús de camino al cole. Sí, aunque parezca mentira, estamos hablando de familias que viven en un pueblo de Valencia, España.

¿Y luego qué? ¿Cómo seguirán recaudando fondos? Ellas han manifestado que no pararán en su lucha y, ante la negativa del Gobierno, ya tienen previstas otras acciones, como jugar un partido de fútbol o hacer un desfile de moda. Ojalá me equivoque y con estas iniciativas recauden, con suerte, una cuarta parte de lo que recaudaron con el calendario erótico.

Anita del Valle  •  miércoles, 9 de enero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x