Kim Kardashian: los vestidos con escote más sexys

Marta Marciel

Kim Kardashian

¿Quién no conoce a estas alturas a Kim Kardashian? La socialité es toda una estrella, y lo demuestra en cada una de las apariciones públicas que hace ante la prensa, ya sea en un evento o saliendo de cualquiera de sus múltiples actividades diarias. 

Pero si hay algo que llama la atención de ella, -y se encargó de recordarlo en su histriónico vídeo publicitario para la Super Bowl 2015-, es que media humanidad está pendiente de sus outfits. 

Kim

Y no sólo de sus looks, sino también de sus curvas. La mujer más polémica del star system es muy exhuberante y lo demuestra con cada vestido que se pone, que tienen una temática común: los escotes

Desde luego, cada uno de sus looks está meditado y estudiado al detalle, para enseñar lo máximo -según ella misma, es su marido quien le anima a llevar este tipo de trajes-, siempre dentro de una estética que ya es su marca registrada. 

Kim Kardashian y sus vestidos: escotes y curvas 

Que su derrière llama la atención es un hecho consumado por cada persona que está pendiente de su Instagram, pero que no es lo único que la celebrity muestra con sus estilismos, también. 

Las aberturas frontales de los vestidos consiguen centrar la atención en la exhuberancia de la hija de Kris Jenner, que sabe efectivamente cómo fomentar su imagen de chica explosiva. 

Sus favoritos son aquellos que dejan la parte cropped top para lucir su trabajado abdomen, y que son muy ajustados, lo que también favorece a su figura curvilínea

Kim siempre presume de escotazo, su seña de identidad y la que forma parte de prácticamente todos sus looks, excepto en su boda con el mediático rapero, donde apostó por un vestido de Givenchy cerrado con espalda al descubierto.