Vestidos de entretiempo: qué ponerte cuando no hace ni frío ni calor

Beatriz Iznaola

En nuestro armario no puede faltar nunca un par de vestidos de entretiempo, como mínimo, pues valen para todo, para primavera, para otoño e incluso, en ocasiones, podrás lucirlos en verano y en invierno. Hay vestidos para todo, para fiestas, para eventos especiales, para pasear, para todo, ya que es la prenda más cómoda y que más suele favorecer a una mujer.  Los vestidos de entretiempo también tienen un abanico amplio de posibilidades. 

Vestidos de entretiempo

Este tipo de vestidos no deben ser ni muy cortos, ni muy largos, la medida perfecta sería unos centímetros por encima de la rodilla, esto también depende mucho de cómo sean nuestras piernas. Una chica muy alta, si quiere disminuar visualmente su altura deberá ponerse un vestido más largo y la acción contraria, por lo tanto, para una chica más bajita. Lo ideal es que llegue al nivel de nuestras rodillas, para evitar pasar frío o calor. 

Hay infinidad de vestidos para lucir en esta época del año. Los vestidos vaqueros son una buenísima opción, ya que el tejido denim es uno de los tejidos más agradecidos y cómodos para el entretiempo. Puede tener botones, como si de una camisa vaquera se tratara pero en vestido, o bien distintos tonos de color vaquero, media manga, manga tres cuartos o manga larga, hay muchísimos tipos, pero lo que sí tenemos que tener en cuenta es que nos llegue por las rodillas. Además de ser favorecedor, es el vestido y la medida perfecta para el entretiempo, ya sea primavera u otoño. Son realmente favorecedores, la modelo Laura Hayden lo demostró en la fashion night.

Los vestidos florales también son bastante comunes para estas estaciones del año. Podemos lucrilos con la llamada manga tres cuartos y con estampados vivos. En otoño es más recomendable utilizar colores algo más oscuros, para no desentonar demasiado e ir acorde con la naturaleza de la estación y en primavera, por el contrario, son más usados los colores más claros. Los colores oscuros nos darán un aspecto más formal

El clásico print animal está muy de moda ahora mismo, pero no es algo nuevo. Los tejidos de zebra y leopardo son algunos de los más usuales. Podemos combinarlos con complementos discretos, zapatos oscuros o con collares con pocos colores, por ejemplo. Una de las ventajas de estos vestidos es que podremos lucirlos también en invierno, por el tipo de estampado.

Y, por supuesto, no pueden faltar en nuestro armario los vestidos básicos de entretiempo, de un sólo color o varios. Lo más importante para lucir un look diez es jugar con los complemetos y accesorios.