El exceso de velocidad, la causa de la muerte de Paul Walker de Fast and Furious

Marta Smith

Comienza la investigación para averiguar las causas del accidente que acabó con la vida de Paul Walker, actor de Fast & Furious y parece ser que fue el exceso de velocidad lo que provocó el choque del coche en el que viajaba.

En una zona residencial de Santa Clarita, a las afueras de Los Ángeles, perdía la vida Paul Walker al estrellarse el coche en el que iba junto a un amigo. 

El actor de Fast & Furious, más conocido domo Brian O´Conner, viajaba a bordo de un coche de gran cilindrada, un Porsche Carrera GT que conducía Roger Rodas, amigo y asesor financiero de Paul, y que según apuntan las investigaciones, circulaba a gran velocidad hasta que perdió el control y chocó contra un poste de luz y un árbol; produciendose un incendio inmediato en el automóvil y la muerte de ambos ocupantes.

Paul Waker, un amante de la velocidad

Aunque aún no se conoce la velocidad exacta a la que iba el coche, algunos testigos hablan de "un ruido muy fuerte de un coche acelerando y un choque posterior". El poste de luz contra el que se estrelló Roger Rodas tenía un cartel que limitaba la velocidad a 72 km/h, pero viendo el resultado del choque se puede intuir que la velocidad era mucho mayor.

Los resultados de las autopsias de ambos cadáveres no se conocerán hasta finales de esta semana, ya que los cuerpos están muy calcinados y ha hecho falta un análisis dental para reconocer a Paul Walker.

A parte de las películas que protagonizaba, ambientadas en la velocidad y las carreras ilegales, Paul Walker era un amante reconocido de los coches y tenía en mente abrir una tienda, junto al otro fallecido, de árticulos de coches de carrera.