Ensalada griega

Saúl C. Montaño Quintanilla
  • 3 cucharadas aceite de oliva
  • Un chorrito vinagre
  • 2 tomates
  • 150 gr. queso fresco
  • 1 lechuga
  • 100 gr. aceitunas negras sin hueso
  • 1 cucharadita albahaca
 Ensalada

- Lava la lechuga y los tomates, y córtalos en trozos pequeños. Corta el queso en dados. Sala, añade la albahaca, un poco de vinagre y el aceite, y, a continuación, mézclalo todo bien.

- Vierte la ensalada ya aderezada en una fuente y decora con las aceitunas negras. Mejor si las sirves con aceitunas que no tienen hueso ya que así las puedes cortar en rodajas y resulta más cómodo a la hora de comer.
Otra opción al queso de fresco o de Burgos es el feta. Si empleas éste, conviene que sea griego y mejor si lo compras empzquetado herméticamente. Si lo compras por kilos, es importante que lo conserves en agua, de lo contrario pierde su calidad.