La feijoada, un plato típico de Brasil

Saúl C. Montaño Quintanilla
  • 2 cebollas
  • 1 taza arroz
  • 5 tomates
  • 3 dientes ajos
  • 800 gr. frijoles negros
  • 300 gr. tocino ahumado
  • 350 gr. carne seca
  • 350 gr. costillas de cerdo
  • 150 gr. longaniza ahumada
 Frijoles

- Primero, se prepara la carne de la feijoada. La noche anterior, y en recipientes separados, pon la carne seca y los fréjoles en remojo. Al día siguiente, escúrrelos y colócalos en una olla grande u olla express con agua, junto con las costillas de cerdo, el tocino y la longaniza. Cuece a fuego fuerte hasta que rompa el hervor. Espuma, baja el fuego, tapa y cocina durante aproximadamente 2 horas.

- El siguiente paso es preparar los fréjoles. En otra olla con agua fría coloca los fréjoles a fuego muy bajo hasta que rompa el hervor. Tapa, y cuécelos durante dos horas. Cuando estén hechos, cuélalos y reserva el caldo.

- En otra olla aparte, prepara el sofrito para los fréjoles. Rehoga las cebollas picadas con el ajo picado hasta que las cebollas se pongan traslúcidas. Añade los tomates (picados o rallados sin piel ni semillas), salpimenta al gusto y cuece durante 20 minutos a fuego muy bajo. Cuando el sofrito esté listo, agrega parte de los fréjoles y aplasta con un tenedor. Incorpora el resto con una taza del agua donde se han cocido, y lleva a fuego durante veinte minutos sin dejar de revolver. Quedará un caldo espeso.
Se suelen servir los frijoles separados de la carne, y se acompaña con farofa (harina de yuca con mantequilla), arroz blanco, gajos de naranja y grelos picados y salteados con ajo y aceite. Para beber, nada mejor que una refrescante caipirinha.