Labio leporino o hendidura en el labio superior, un defecto congénito con solución

Labio leporino o hendidura en el labio superior, un defecto congénito con solución
El labio leporino, una de las anomalías que puede presentar un bebé al nacer, supone un defecto congénito de las estructuras que forman la boca del pequeño. Su manifestación es la presencia de una hendidura o separación en el labio superior del pequeño debido a que los dos lados del labio no han crecido al mismo tiempo durante el desarrollo fetal.

Grados de labio leporino en función de su gravedad


Esta anomalía puede ser una simple muesca del labio (se hablaría de labio leporino leve) o una gran abertura desde el labio hasta la nariz (labio leporino severo).

Además según la ubicación concreta de la hendidura, puede diferenciarse entre: hendidura unilateral incompleta, cuando no se extiende hasta la nariz; hendidura unilateral completa cuando abarca desde un lado del labio hasta la nariz; o hendidura bilateral completa, que supone una separación a ambos lados del labio y que se extiende hasta la nariz.

Drogas o ciertos fármacos, posibles causas del labio leporino


Todavía a día de hoy se desconoce cuáles son las razones por las que se produce este defecto congénito. Algunos estudios apuntan a que, además de que las probabilidades aumentan si existen antecedentes familiares de este problema, algunos fármacos, drogas, productos químicos o incluso falta de ciertas vitaminas pueden ir en contra de normal desarrollo del labio superior del feto.

Este desarrollo de la boca tiene lugar durante los tres primeros meses de embarazo y aunque el bebé nazca con labio leporino, eso no implica que el pequeño desarrolle otro tipo de anomalías porque puede ser un niño tan sano como otro cualquiera.

Cirugía para corregir el labio leporino


Cuando un bebé sufre de labio leporino, la anomalía puede operarse en los primeros meses de vida sin qe suponga grandes riesgos para el pequeño.

La cirugía consistirá en unir las partes que no deberían haberse separado y, poco a poco, con el paso del tiempo, los labios y la nariz del niño recuperarán su estado habitual.

Ángela del Caz  •  martes, 18 de enero de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Tengo una boda, ¿qué me pongo?

Escrito por Linda a las 09:49:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x