Los mejores alimentos para tu bebé

 Alimentación bebe

Para que tu bebé crezca fuerte y sano es necesario que desde los primeros meses cuides bien su alimentación, ya que de ella dependerá su desarrollo. Los seis primeros meses de vida la leche materna constituye su alimento básico. Ésta se digiere mucho más rápido que la leche maternizada o la elaborada a base de leche de vaca. Si optas por la leche materna, necesitarás alimentar a tu bebé cada 3 horas. Ten en cuenta que es importante vaciar las mamas con regularidad para evitar que se congestionen y dejen de producir leche.

A partir del cuarto mes se pueden comenzar a introducir en la dieta del bebé nuevos alimentos, como los semisólidos. Eso sí, no olvides que la mayor parte de las calorías del niño aún deben provenir de la leche materna o de la leche maternizada.

Alimentos semisólidos y sólidos


Puedes comenzar dándole a probar purés triturados o cereales mezclados con leche y, conforme vayan avanzando los meses, frutas blandas como el plátano. Eso sí, procura darle sólo un alimento a la vez para ver si le produce alguna reacción alérgica. Y recuerda que los alimentos nuevos se deben administrar sólo cuando el bebé tenga hambre.

Para saber si tu hijo está preparado para tomar alimentos sólidos debes comprobar que su peso al nacer se ha duplicado; el bebé puede controlar el cuello y la cabeza; se puede sentar con algo de apoyo; puede mostrar que está satisfecho con un movimiento de cabeza a un lado o no abriendo la boca, y comienza a mostrar interés por el alimento cuando otros están comiendo.

Del sexto al octavo mes puedes empezar a darle compotas de frutas, verduras blandas y cocidas, frutas lavadas y peladas, galletas integrales, tostadas finitas. Lo que no se recomienda son las comidas saladas o azucaradas.

De los ocho a los 12 meses ya te puedes animar a darle de comer carne picada. En cuanto a los tamaños de las porciones de frutas y verduras, auméntalas de 3 a 4 cucharadas, cuatro veces al día. Los huevos se pueden suministrar de 3 a 4 veces por semana, pero sólo la yema hasta cuando el bebé cumpla un año, pues algunos niños son sensibles a la clara de los huevos.

Al año de edad, la mayoría de los bebés ya han dejado el biberón; pero si todavía lo toma, éste debe contener sólo agua. A esta edad ya está preparado para tomar una variedad de carnes, frutas, verduras, panes y productos lácteos, especialmente la leche entera. Una dieta variada y equilibrada le ayudará a tener suficientes vitaminas y minerales.

Elena Moreno  •  miércoles, 7 de abril de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x