Discursos memorables de la historia de los Oscar

Discursos memorables de los Oscar

Los Oscar, la cita más relevante y carismática de la industria cinematográfica ha dado lugar a memorables anécdotas, imágenes, caídas, vestidos imposibles y discursos de todo tipo.

Muchos lloran (sobre todo, muchas). Una de ellas es Halle Berry, quien recibía el Oscar a 'Mejor actriz principal' en 2002 por 'Monster´s Ball' y rompía a llorar consciente del momento histórico que estaba protagonizando: ser la primera mujer negra en ganar dicho galardón. Por ello, en su discurso quiso recordar a todas las actrices negras que habían allanado su camino por ganar otros premios secundarios y dedicó su estatuilla a "cada actriz de color que ahora tiene una oportunidad, porque esta noche esta puerta ha sido abierta".

En la gala de 2006, la presentadora Ellen DeGeneres pedía a los nominados ser concisos en sus agradecimientos: "no es que no tengamos tiempo para discursos largos, para lo que no tenemos tiempo es para discursos aburridos". Y es que muchos ganadores exceden los 45 segundos que tienen como norma. Quién se excedió, pero por conciso, fue William Holden en 1954. Ni corto ni perezoso, subió al atril y dijo: "gracias". Al genio Alfred Hitchcock debió gustarle la idea porque cuando fue su momento de recoger su Oscar honorífico en 1969, se explayó con un: "muchas gracias".

El espectáculo de los Oscar

Lejos de pasar desapercibidos, otros artistas han preferido llamar la atención al máximo durante su momento dorado. Lo consiguió Roberto Benigni en 1999 saltando en las sillas del Shrine Auditorium y corriendo al escenario donde se encontraba Sofia Loren para entregarle el Oscar por la cinta 'La vida es bella' a 'Mejor película extranjera'.

También llamo la atención y mucho la no recogida del Oscar de Marlon Brando, cuando en 1972 mandó en su lugar a una joven nativa americana quien subió al escenario y rechazó la estatuilla de 'Mejor actor principal' por 'El Padrino' como protesta por el mal trato que la industria cinematográfica hollywoodiense daba a los indios nativos americanos.

Quien sí que estuvo presente en la ceremonia fue Jack Palance, quien recogió en 1992 su Oscar al 'Mejor actor de reparto' por 'City Slickers' y, a sus 70 años, aprovechó la ocasión para lanzarse al suelo y hacer un par de flexiones con una sola mano, para demostrar que pese a su edad estaba en perfecta forma.

En unas semanas se celebrará una nueva edición de los Oscar y podremos disfrutar, seguro, de nuevas anécdotas y curiosidades.

Paula Díaz  •  jueves, 7 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x