Los principales errores a la hora de buscar trabajo

Los principales errores a la hora de buscar trabajo

"¿Por qué no me llaman?", "¿Habré ido mal vestida?", "Seguro que no le gustó lo que contesté cuando me pregunto aquello de..." Deja de darle vueltas, lo más probable es que la respuesta esté mucho más cerca de lo que estás buscando. Y es que la situación está tan difícil que a veces nos olvidamos de los dos aspectos fundamentales a la hora de encontrar trabajo: el curriculum y la entrevista.

Errores en el curriculum

Lo primero es lo primero: el curriculum. ¿Cómo nos van a llamar si faltan datos imprescindibles o no está bien escrito? No lo decimos por decir; la empresa de recursos humanos Adecco ha informado de que el 80% de los curriculum son descartados por falta de información o mala redacción. 

Así entonces, antes de pensar en lo que nos pueden preguntar o en lo que vamos a ponernos en la entrevista, asegúrate de que tu currículum está perfecto, tanto a ortografía, como a sintaxis y a datos de interés se refiere. Todo el tiempo que emplees en mejorarlo merece la pena; son miles los que llegan a cada empresa y es tu única baza para pasar el primer filtro. De lo demás ya te ocuparás más tarde. 

El curriculum debe tener una estructura lógica, concisa y limpia, así como incluir tus datos de contacto, una buen fotografía, formación académica y complementaria, experiencia profesional, conocimientos de idiomas y otros datos de interés, como disponibilidad, intereses o posesión de vehículo propio.

En la propia web de Adecco puedes encontrar la forma de hacerlo. Si aún no estás seguro de que esté todo en orden, pide opinión o ayuda a un amigo.

La entrevista de trabajo

Una vez superado este filtro y tras concertar una entrevista, más de lo mismo. Prepárate todo lo que puedas para ofrecer respuestas claras, directas y sinceras a cada pregunta. Es el momento de demostrar que tus conocimientos, experiencia y aptitudes encajan perfectamente con el perfil demandado. Piensa posibles preguntas e infórmate todo lo posible sobre la empresa y el puesto ofertado. 

Si tras asegurar que tanto el curriculum como la entrevista no se pueden mejorar siguen sin seleccionarte, no te culpes. Busca otros aspectos que mejorar y no te sientas fracasado. Piensa que son millones de personas, muchas de ellas muy preparadas, las que están buscando y compiten por un mismo puesto. Además de tener todo controlado, también hay que estar en el lugar y el momento idóneo, y ahí entra en juego el esfuerzo, pero también la suerte. Pronto llegará tu momento.

lunes, 30 de abril de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x