Picaduras de medusas: qué hacer

Picaduras de medusas: qué hacer

En verano, las medusas suelen invadir nuestras costas. La escasez de lluvias, el calor y los temporales las acercan hasta la orilla sin que nadie pueda detenerlo. Así es como en verano los bañistas pueden entrar en contacto con los tentáculos de estos animales y sufrir picaduras. Sus tentáculos presentan unas células urticantes que contienen veneno y que se activan al entrar en contacto con algún elemento externo.

Síntomas de una picadura

En el mundo existen más de 4.000 variedades de medusas y las picaduras de algunas de ellas pueden resultar mortales. Sin embargo, en el mediterráneo, la especie que más abunda es la pelagia noctiluca, una medusa cuya picadura solo produce una fuerte molestia en el afectado, inflamando y provocando ardor en la parte afectada, además de dolor. Estos síntomas pueden variar si sufrimos algun tipo de alergia a las células urticantes de la medusa. Entonces la picadura puede agravarse o complicarse y pueden aparecer síntomas similares a los producidos por una quemadura. Asimismo, e sposible que el veneno provoque una sensación de opresión torácica, calambres musculares e incluso dificultad respiratoria.

Tratamientos y falsos mitos

Si has sufrido la picadura de una medusa, lo primero que debes hacer es limpiar la zona afectada con agua del mar o, si lo tenemos a mano, con suero fisiológico. Si lo haces con agua dulce conseguirás que las células urticantes se esparzan. También nos ayudará aplicar durante quince minutos hielo cubierto con una toalla o un paño sobre la picadura. Si observamos algun resto de tentáculo en la piel, debemos retirarlo con unas pinzas e incluso podemos usar vinagre para ayudar a retirarlo, pero nunca debemos utilizar las manos, porque solo conseguiríamos extender la picadura a nuestros dedos. Siguiendo estos consejos, los síntomas de la picadura no deberían extenderse más de tres días.

Si, a pesar de seguir estas instrucciones, notamos que el dolor sigue siendo muy intenso y la picadura empeora, debemos acudir rápidamente al centro de salud más próximo para que sea un médico quien nos prescriba un antihestamínico o un analgésico.

Sobretodo, ante la persistencia de una picadura de medusa, debemos evitar frotar la zona con una toalla o arena. Asimismo, aunque la sabiduría popular afirme que la orina es beneficiosa contra las picaduras de medusas, la realidad es que éste es un falso mito.

Prevención ante las medusas

Las medusas no pican por placer. Sus tentáculos atacan solo cuando notan una presencia amenazante. Así pues, cuando sepamos de la existencia de medusas en la playa, deberemos evitar bañarnos en ella a toda costa. A veces las medusas son difíciles de detectar a simple vista y podemos acercarnos a alguna de ellas y asustarla sin darnos cuenta.

No hace falta decir que si vemos alguna medusa, no debemos tocarla ni intentar cogerla sin guantes protectores adecuados. La recogida de medusas debe efectuarse por expertos o gente que esté equipada para esta tarea, por ello solo debemos limitarnos a avisar al socorrista o a los equipos de emergencia de la presencia de medusas. Ellos ya sabrán cómo actuar.

Irene García  •  miércoles, 22 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x