Sara Carbonero e Iker Casillas reencuentran la estabilidad

Marta Smith

Después de una racha en la que las críticas eran más frecuentes que los halagos, Sara Carbonero e Iker Casillas vuelven a la situación idílica que tan felices les ha hecho.

Ya no hay silvidos ni gritos en el Santiago Beranbéu que incomoden al capitán blanco. Iker ha recuperado el respeto que había perdido gracias a los últimos partidos que ha realizado y al compromiso que ha demostrado.

Recientemente declaraba a The Guardian que se sentía con fuerzas para jugar hasta los 40 y seguro que los seguidores madridistas no tendrían problema de que así fuera si lo hace como ha hecho en los últimos partidos de Champions League y de Liga.

Sara Carbonero, de celebración con Martín

Sara Carbonero, por su parte, sigue muy centrada en su trabajo en Telecinco y en el pequeño Martín. El pasado día 3 de noviembre fue el primer santo del pequeño y además cumplía 10 meses de vida. Seguro que la presentadora preparó algo especial para tan señalado día.

Sara se está desenvolviendo bastante bien con su bebé para ser madre primeriza y tener que compatibilazar su tiempo con trabajo y campañas promocionales.

Y además, para llevar el recuerdo de su hijo para siempre en su piel, se ha tatuado 'sunshine', el cariñoso modo de Iker de llamar a Martín, en su muñeca izquierda.

Puedes leer más artículos similares a Sara Carbonero e Iker Casillas reencuentran la estabilidad, en la categoría de Deportes en Diario Femenino.