Orígen de frases y palabras del día a día: 'poner los cuernos', 'gilipollas'...

María Fernández

¿No te has preguntado nunca qué hay detrás de ciertas frases que usamos todos los días? ¿Te gustaría saber a qué loco Previsualizarse le ocurrió utilizar por primera vez esa palabra? Te desvelamos los orígenes e historias de algunas de las frases y palabras que utilizamos a diario. 

¿De dónde vienen los ‘gilipollas’?

¿Será por su sonoridad? ¿Será por lo bien que te quedas cuando lo dices? El que podría ser el insulto preferido de los españoles tiene un origen muy peculiar. Al fiscal del Consejo de Hacienda del siglo XVI Baltasar Gil Imón de la Mota le gustaba pasearse por las fiestas de la alta sociedad con sus dos hijas. Quería encontrarles un marido pudiente, el problema es que las chicas no eran las más guapas ni más listas de Madrid… Cada vez que el trío aparecía en alguna fiesta, entre la multitud se oía algo como: “Aquí viene don Gil con sus pollas”. Y es que en aquellos tiempos se utilizaba la palabra pollas para designar a las jóvenes. Con el tiempo, la palabra ‘gilipollas’ se empezó a extender. En cualquier caso, el diccionario la relaciona con ‘jili’ que viene a significar inocente o cándido.

Vía Reaction gifs / Giphy

Aquí hay gato encerrado…

Durante el siglo XVII se popularizó el uso de bolsas hechas de piel de gato para guardar todo tipo de objetos de valor. Por extensión, se empezó a llamar gato a las bolsas y de ahí la frase 'aquí hay gato encerrado'. 

Vía Vaya Gif

La historia tras la frase ‘tienes más cuento que Calleja’

Si eres de las que no paras de poner excusas inventadas, seguro que te han dicho más de una vez esta frase. Saturnino Calleja Fernández era un gran amante de la literatura. Decidió abrir la Editorial Calleja para publicar libros de cuentos llenos de dibujos de mucha calidad. Como sus precios eran bajos, pronto se hicieron muy famosos, lo que le llevó a editar miles de títulos, la mayoría de ellos cuentos.

Vía Tumblr

El origen de ‘poner los cuernos’

En la Edad Media, el señor feudal tenía derecho a mantener relaciones sexuales con la esposa de su vasallo en su primera noche de bodas. Para marcar la casa, se colocaba una cornamenta de ciervo dando lugar a la frase ‘poner los cuernos’.

Vía Tumblr / Giphy

¿De dónde viene la frase ‘tirar la casa por la ventana’?

En el siglo XIX existía la costumbre de tirar todos los tratos de la casa (camas, sillas, mesas y todo lo que se pillase) por la ventana cuando a alguien le tocaba la Lotería.

Vía Tumblr / Giphy

Puedes leer más artículos similares a Orígen de frases y palabras del día a día: 'poner los cuernos', 'gilipollas'..., en la categoría de Frases de amor en Diario Femenino.