Chantajear a los niños para que coman, ¿una buena o una mala práctica?

Alimentación niños

En numerosas ocasiones, la intención de lograr que los niños tengan una alimentación sana resulta una batalla perdida. Conseguir convencer a los más pequeños de la casa que la ingestión de alimentos adecuados no es más que por el bien de la salud no parece importarles mucho. La edad y su incapacidad de comprender los efectos de la nutrición a largo plazo suponen un gran freno a la hora de elaborarles dietas que resulten sanas y equilibradas.

Los métodos resultan variopintos en lo que a intentos de hacer entrar en razón a los niños se refiere. Llegado a este punto, no puede afirmarse que exista una regla universal con la que poder conseguir nuestros objetivos alimenticios como madres hacia nuestros hijos. La psicología del niño en sí, nuestra paciencia y variables como el entorno familiar, amigos o los centros donde se educan influyen en su capacidad de aceptación de nuestros consejos.

Los chantajes de Heidi Klum a sus hijos

La modelo alemana Heidi Klum ha manifestado públicamente que soborna a sus cuatro hijos para lograr que coman adecuadamente. A cambio de estas recompensas, Leni, Henry, Johan y Lou cumplen con uno de los propósitos de año nuevo de su madre y empiezan cada día con un buen zumo de frutas.

Según declaraciones de la propia Heidi: “Nos esforzamos cada mañana: pelamos las piñas, manzanas, limones, plátanos, kiwis, jengibre y hacemos deliciosos batidos”, a lo que añadió que “a algunos de mis hijos no les gusta nada, así que decidí que iba a pagar un dólar si terminan su zumo. Han ahorrado mucho dinero en sus huchas gracias a esto desde el 1 de Enero. Lo que es bueno para ellos es bueno para mí.”

Según el modelo ofrecido por la propia Heidi, habría que ofrecer a los niños lo que quieren a cambio de que obtengan los resultados beneficiosos de una dieta saludable. Sin embargo, existe el riesgo de que estos pequeños exijan recompensas por cada uno de los esfuerzos que tengan que realizar de ahora en adelante.

Otros métodos para conseguir que los niños coman bien

Hay quien opta por la psicología a la hora de encontrar métodos para que sus niños coman fruta y verdura. Una de las opciones es hacerlos partícipes de la compra, que nos acompañen al supermercado y elijan lo que ellos quieren probar. Si alguna de vosotras dispone de jardín en su domicilio, es buena idea cederles una pequeña porción de terreno para que cultiven un huerto y, de esta forma, se motiven más a la hora de comer lo que siembren.

La clave es no desfallecer y cansarse de ofrecerles ciertos alimentos. Es normal que los niños pequeños rechacen sabores nuevos, a veces incluso por mero instinto. Si insistimos, aunque sea a través de porciones pequeñas, es muy probable que a la larga terminen aceptándolos e incluso disfrutando de ellos. También es esencial darles ejemplo, al fin y al cabo nuestros hijos aprenden por imitación de nuestras conductas, por lo tanto acabarán comiendo lo que vean en nuestros platos.

Marta Valle  •  lunes, 22 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x