Consejos para lograr que tus hijos hagan los deberes ellos solos

Cómo lograr que los hijos hagan solos los deberes

Que los niños hagan sus deberes solos, rápido y bien es una misión difícil, pero no imposible. Hace falta un método, mucha paciencia y constancia; pero se puede lograr. Te damos las pautas para hacerlo.

A muchos niños les cuesta una barbaridad sentarse a hacer sus deberes y una vez a la tarea, se cansan en seguida, se distraen con una mosca o lo dan por perdido en seguida, reclamando la ayuda del padre o la madre. Es algo muy habitual y muchas veces, una fuente de conflicto familiar, que debemos evitar.

Claro que muchas veces nos desesperamos y acabamos medio haciendo nosotros los deberes, pero esta es solo una solución momentánea, que nos permite olvidarnos del mal rato de la tarea hasta el día siguiente, pero a largo plazo, es un muy mal método.

No es que no debamos acompañar a los niños en sus deberes. Al contrario. Es estupendo que nos sentemos con ellos, al principio, para ver qué tienen que hacer, planificarlo con ellos y motivarles. Igualmente, deberemos estar pendientes de ellos, pero sin estar físicamente junto a ellos. 

Cómo lograr que tus hijos hagan los deberes solos

En primer lugar, es necesario fijar un horario y un lugar de estudio. Es importantísimo que los niños establezcan un hábito diario. Para ello, es fundamental que siempre hagan los deberes en el mismo sitio –una mesa de estudio con las menores distracciones posibles- y a la misma hora. Para saber cuánto tiempo deberían tardar nuestros hijos en hacer sus deberes, tendremos que hablar con su tutor. Por muy lentos que sean haciendo la tarea, ésta no se puede alargar durante toda la tarde, el tiempo para jugar y divertirse es igual de importante que el de estudiar para los niños.

Una vez establecido el lugar y el horario, debemos acostumbrar a los niños a que hagan ellos solos los deberes. Para lograrlo, tendremos que ir poco a poco. Un buen método es fraccionar su tarea en pequeñas porciones e ir revisándolas juntos. Es decir, si el niño ha de realizar 4 sumas, las dividiremos en dos bloques de dos; le indicaremos que haga las dos primeras y pasado el tiempo que estimemos oportuno para la tarea, volveremos para revisar con él que tal las ha hecho.

Si pasado el tiempo, no ha hecho los deberes, deberemos pensar si necesita más tiempo, si lo que quiere es llamar nuestra atención para que estemos junto a él o si tiene algún otro problema de concentración o de vista, por ejemplo. Esta es la fase más complicada del proceso. Si no logra hacer la tarea fraccionada, probaremos a simplificársela, pero dejándole tiempo para que la haga solo. Si lo hace correctamente, deberemos premiarle con algo que le motive, ya sea más tiempo de televisión o de juegos, palabras de cariño, una comida especial, etc.

Esther Ruiz  •  jueves, 1 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x