Vuelta al cole después de Navidad

Vuelta al cole tras la Navidad

Hay diferentes formas de tomarse la Navidad, hay quien las disfruta sacando lo mejor de sí mismos, hay quien las sufre estoicamente esperando a que se terminen y hay quienes se sienten tan agobiados que llegan a caer en una depresión. Indudablemente son los niños quienes más partido le sacan a la Navidad, capaces de disfrutar del tiempo libre, de emocionarse con el sentimiento navideño y de ilusionarse con todos esos regalos. Así, no es de extrañar que la vuelta a la rutina les cueste mucho.

Tiempo de regalos

Aunque la mayoría de los adultos, por una causa o por otra, estemos desando que se terminen las fiestas navideñas, hay que reconocer que es injusto tener que volver al cole y a las tareas diarias inmediatamente después del Día de Reyes. Y es que los niños no tienen tiempo de disfrutar de sus juguetes de Reyes, porque enseguida tienen que volver a madrugar, a sus actividades extraescolares, a hacer los deberes...

Sabiendo que para un niño resulta tan difícil como para nosotros la adaptación a la rutina, deberíamos organizarnos de forma que la vuelta al cole no fuera tan traumática. No podemos modificar el calendario escolar para dejar que los niños disfruten de sus regalos de Reyes unos días más, pero teniendo en cuenta que a la mayoría de las casas llegan tanto los Reyes Magos como Papa Noel, podemos distribuir los regalos de forma que los niños los puedan aprovechar mejor.

De esta forma, Papá Noel se ocuparía de aquellos regalos más lúdicos y que requieren más tiempo, como los videojuegos, o incluso patines y bicicletas, y poder así aprovechar durante todas las vacaciones. Por su parte, los Reyes Magos se encargarían de todos esos juguetes educativos como puzles o juegos de construcción que los niños pueden ir disfrutando poco a poco incluso en los días de diario.

Consejos para que los niños se adapten a la rutina

Con tantas emociones vividas durante la Navidad, con la ilusión puesta en la llegada de Papá Noel y después de los Reyes Magos, con todas esas visitas de familiares y con el cambio de actividades en vacaciones es difícil mantener a los niños tranquilos y hacer que sigan manteniendo unos horarios regulares. Pero reestablecer el horario habitual de sueño y de comidas unos días antes de empezar al cole sería fundamental para que la vuelta a la normalidad no resultase tan difícil.

Madrugar nos cuesta a todos y cumplir con las obligaciones también, así que no estaría mal no dejar que durante las vacaciones de Navidad los niños se olviden por completo de sus tareas. Si en el colegio no les han mandado deberes para vacaciones, pónselos tú para mantener su mente activa también en vacaciones y que no se desliguen por completo de su tarea.

Los primeros días de colegio puedes añadir a su alimentación un extra de energía para que afronten el día con más fuerza, pero lo fundamental es que los niños no vean la vuelta al cole como un calvario. Y para eso es importante que no vean a sus padres decaídos ante la perspectiva de volver a trabajar.

Laura Sánchez  •  viernes, 6 de enero de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x