5 consejos para sobrevivir al cambio de armario

Trucos para cambiar rápidamente las prendas de ropa de invierno por las de verano

Marta Marciel

Es la misma canción de cada año: el cambio de armario es una realidad. Parece una tontería tener que cambiar la ropa de invierno por la de primavera y posteriormente la de verano, pero puede resultar estresante al no saber qué hacer con las prendas que ya no nos valen. Para no agobiarnos con algo tan simple, aquí van los 5 consejos fundamentales para el famoso cambio de armario

5 trucos para no agobiarse con el cambio de armario 

1 Planificación. Ante todo, es recomendable planificar lo que queremos hacer, e ir por partes: zapatos, partes de arriba, vestidos, pantalones y faldas, abrigos... Empezar con todo a la vez no hará más que agobiarnos, siempre es mejor hacer una lista previa de lo que tenemos, de lo que ya no queremos, de lo que vamos a donar o regalar, y de lo que sabemos que el próximo invierno no vamos a volver a usar. Es tan importante hacer inventario de una temporada como el de la siguiente, para saber con lo que contamos para el próximo cambio de armario.

2 Selección. Es conveniente seleccionar aquellas prendas que verdaderamente queremos que salgan de la caja al armario. ¿Realmente vas a volver a ponerte esa falda o quedará en el olvido? Seleccionar la ropa que realmente nos vamos a poner es tan importante como cambiarla por la de la temporada que viene. 

3 Colocación. Como siempre, ir por partes es lo más inteligentes. Empezar con las blusas, continuar con las faldas, terminar por los zapatos... el orden de los factores no altera el producto, pero sí que es más fácil si agrupamos las prendas que si lo hacemos a lo loco, puesto que después veremos que no tenemos espacio real. 

4 Orden. Sacar la ropa de las cajas y devolverla al armario de la que la sacamos el año pasado no es un simple gesto, sino que entraña mucho más trabajo. Es recomendable ordenar cada prenda, en un lado los pantalones y faldas, en otro blusas y vestidos. Los zapatos, también hay que distinguir entre aquellos que son para ocio, salir o hacer deporte. Cuanto más colocado esté todo, más partido sacarás a tus looks.

5 Cajas. Después de terminar con el armario, es necesario que pasemos la segunda fase, la que tiene que ver con guardar aquello que nos valdrá para el año que viene. Aprovecha para decidir si hay ciertas cosas que ya no usarás, y ordénalo en cajas por tipos de prendas, así te será mucho más fácil volverlo a sacar dentro de unos meses.