El truco definitivo para montar en bicicleta con falda o vestido

Cómo no se te ha ocurrido antes este sencillo truco

El truco definitivo para montar en bicicleta con falda o vestido

Si la bicicleta se ha convertido en tu medio habitual de transporte (que es lo mejor que te puede pasar) seguro que te vas a sentir muy identificada: te pones esa preciosa falda que te queda tan bien, coges la bicicleta para ir al trabajo pero… ¿cómo se supone que te vas a subir sin que se te vea nada? Este difícil dilema ahora tiene solución, y es mucho más sencilla que todo lo que te estás imaginando en este momento. Este es el truco definitivo para montar en bicicleta con falda o vestido. Cuando lo sepas, te vas a preguntar cómo no se te ha ocurrido a ti antes. Y que no te pase como a Katy Perry...

Con este truco para montar en bicicleta con falda o vestido no te pasará como a Katy Perry

Bicicleta y falda, ¡el truco que necesitas!

Aunque te parezca increíble solo necesitas dos cosas que seguro que tienes en casa a montones: una moneda y una goma. Sí, lo que lees. Y el procedimiento es tan sencillo que te va a dejar boquiabierta:

1 Coge una moneda del valor que sea, aunque la de 1 céntimo igual es un poco pequeña para este propósito.

2 Desde la parte de atrás de tu vestido o falda, pásala entre tus piernas para que la tela se vaya hacia delante.

3 Con la goma, que da igual de qué tipo sea (de pelo, de plástico, de los huevos…), anúdala desde delante. La idea es que la tela de atrás y la de delante estén unidas entre tus piernas.

4 De esta forma, la parte abierta de la falda se quedará cerrada a modo de pantalón improvisado y no dejará que se te vea nada que no quieras cuando montes en bicicleta.

Las chicas de Penny In Yo’Pants han hecho un divertido vídeo para que entiendas un poco mejor la idea.

Penny In Yo' Pants: The Prototype from Penny in Yo' Pants on Vimeo.

Otros trucos para montar en bicicleta con falda

Si esta idea no te convence demasiado, siempre te puedes poner leggins o leotardos bien tupidos bajo la falda o vestido para no arriesgar demasiado. Pero la cuestión de usar falda al montar en bicicleta va más allá de si se te ve algo o no, porque esta prenda también puede afectar a tu seguridad. Antes de subirte a tu amiga de dos ruedas, te tienes que hacer estas preguntas:

+ ¿Tienes la suficiente movilidad en las piernas? Si no puedes abrir las piernas tanto hacia los lados como para delante y detrás, te va a ser muy complicado subirte a la bicicleta y pedalear.

+ ¿Tu falda es de la longitud adecuada? Si es demasiado larga, te la vas a tener que subir un poco podría dificultar el movimiento de las piernas y podría enredarse con los pedales o, lo que sería peor, con los radios de las ruedas. Lo mejor es que te limites a las faldas que son, como mucho, un palmo más largas que tus rodillas.

+ ¿Tu falda es demasiado ligera? Si tu ropa es de un tejido demasiado liviano podrías sufrir en carnes el ‘efecto Marilyn Monroe’. Y como el día sea especialmente ventoso... olvídate. Además, cuanto más flexible sea el tejido de la falda, ¡mejor!

¿Se te habría ocurrido un truco así de sencillo para montar en bicicleta con falda?

María Fernández  •  viernes, 29 de septiembre de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x