Amistad y horóscopo chino: la mujer dragón

¿Cómo es este signo del zodiaco como amigo?

María Fernández

¿Nunca te has preguntado si hay alguna razón que te hace ser exactamente como eres? Según el horóscopo chino, tanto tu personalidad como tu forma de enfrentarte a la vida están determinadas por tu signo del zodiaco. Y es que, seguramente te sentirás muy identificada con las cualidades del animal que era el protagonista del año en el que naciste. Esta regla se cumple, según el zodiaco chino, siempre que no hayas nacido en enero, ya que el calendario chino comienza a partir de febrero. En cualquier caso, eres una mujer Dragón si has nacido en alguno de los siguientes años:1904, 1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000 ó 2012.

Las mujeres Dragón tienen una perspectiva de la vida completamente diferente que las mujeres de otro signo del zodiaco como, por ejemplo, las Perro o Cabra. A partir de su signo del horóscopo chino, se puede determinar con quién es más compatible tanto en el amor como en el sexo, así como cuáles son los puestos de trabajo que más se adaptan a sus cualidades o los problemas de salud que son más proclives a sufrir. Igual que el horóscopo te habló sobre tus relaciones familiares, déjate guiar por sus consejos en lo referente a la amistad.

La amistad de la mujer dragón según el horóscopo chino 

Les gusta estar solas por lo que no suelen tener muchísimos amigos. Sin embargo, los que tienen los cuidan como si fueran un tesoro. Las mujeres Dragón siempre están dispuestas a ayudar a sus amigos en todo lo que necesiten, y más. Sin embargo, les cuesta mucho trabajo pedir ayuda a los demás. Así que si tienes una mujer Dragón, no dudes en tenderles tu mano amiga porque ellas nunca la llegarán a reclamar.

Las mujeres Dragón tienden a ser muy ambiciosas en lo que se refiere a su vida profesional. Si estás bajo la influencia de este signo del zodiaco deberías tener en cuenta que no vale la pena poner en peligro tu amistad por ascender en tu trabajo. El fin no siempre justifica los medios. Debes tener en cuenta tus prioridades en la vida.