La novia y la hija de Paul Walker, destrozadas por la terrible muerte del actor

Marta Smith

La muerte de Paul Walker ha conmocionado a todos los amantes del cine y en particular a su hija Meadow Parker y a su novia desde el 2006 Jasmine Pilchard-Gosnell.

El actor protagonista de Fast & Furious fallecía el pasado 30 de noviembre en un inesperado accidente de tráfico y como no podía ser de otra manera sus seres queridos son los que más están sufriendo su pérdida.

Su hija Meadow Parker, fruto de su relación con Rebecca McBrain, quiso despedirse de su padre por redes sociales: "Cuando era pequeña me enseñaste a andar, me enseñaste a sonreir y me enseñaste a no rendirme nunca. Le amaba incluso antes de saber lo que era el amor. Era mi héroe. ¡Mi héroe REAL! ¡Siempre estará en mi corazón! Se me llenan los ojos de lágrimas al escribir esto. Te has ido, ¡pero no te olvidamos! D.E.P. papá"

La novia de Paul Walker, abatida

Jasmine Pilchard-Gosnell, acutal novia de Paul Walker, no ha asimilado aún la muerte del actor. En palabras de familiares suyos para Hollywoodlife: “Esta es una noticia terrible e inesperada. Paul era un buen tipo y Jasmine está destrozada por todo esto”. La novia de 23 años de edad está recibiendo todo el apoyo de su madre en este duro momento.

Además, amigos de la pareja hablaron sobre la relación que mantenían: “ella era el amor de su vida, y él (Paul Walker) era un padre increíble”.