Trabajadores sociales: la ayuda a los demás se queda sin ayuda

La crisis de los trabajadores sociales

En época de crisis, los peor parados son los más desfavorecidos. Y, precisamente, cuando más ayuda hace falta, menos recursos se disponen y menos apoyo se destina para los más necesitados.

Es una situación paradójica e injusta. Un problema que deja desamparadas a familias enteras, a personas mayores que viven solas, a enfermos… pero es también un problema que afecta a los trabajadores sociales que pierden su trabajo.

Precisamente, la función de los trabajadores sociales consiste en ayudar, apoyar y educar a los necesitados para que logren su inserción social, el acceso a ayudas de emergencia -ya sean económicas, de alimentación o sanidad, por ejemplo- o la resolución de problemas.

La crisis de los trabajadores sociales

Coincidendo con el Día Mundial del Trabajo Social, datos del Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla-La Mancha cifran en 20.000 los trabajadores sociales que han perdido su empleo en los últimos dos años en esta región española. El paro en este colectivo ha ascendido hasta un 185,38%, justo cuando “la atención social a las personas y las familias es más necesaria, demandada y oportuna”.

El lado positivo de esta situación es que muchas personas sensibilizadas con la gran problemática social actual se lanzan a ayudar a los demás a través de ONGs, asociaciones o grupos. Estas acciones solidarias y desinteresadas no solucionan el problema de los trabajadores sociales en paro, pero sí alivian en parte puntuales demandas de ayuda.

Paula Díaz  •  lunes, 18 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x