Primeras papillas de un bebé

Cuando el bebé cumple los 5 o 6 meses, llega la hora de comenzar a incluir nuevos alimentos en su dieta. Esta incorporación debe hacerse de forma paulatina para poder observar cualquier alergia que pueda sufrir el bebé e identificar el alimento que lo ha producido.

Con las primeras papillas el bebé experimenta nuevos aromas, sabores y texturas, por lo que es bastante común que al principio rechace ciertos alimentos. Es por ello por lo que los padres debemos armarnos de paciencia y no desistir en el intento. Debemos comenzar con pequeñas cantidades y con una verdura o fruta a la vez; y una vez hayamos visto que las tolera bien, comenzaremos a mezclarlas.

Al principio con la medida del biberón es suficiente: unos 120 cl. Comenzaremos con unas papillas de verduras que pueden ser de  zanahoria, calabacín, patata, calabaza... También podemos darle papillas de fruta como de manzana, pera o plátano, que suponen un aporte de fibra, azúcar y vitamina imprescindibles para nuestro bebé. No debemos añadir azúcar, ya que la fruta contiene suficiente. Más adelante procederemos a integrar las carnes en el menú del bebé, comenzando con el pollo (sin sal) y en pequeñas cantidades, porque las carnes son muy pesadas para el bebé.

InfantiLand  •  miércoles, 19 de octubre de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x