El exceso de vitaminas daña la salud de los niños

Napoleón Fernandez
El exceso de vitaminas daña  la salud de los niños
Muchas madres se obsesionan en suministrar grandes cantidades de complejos vitamínicos para sus hijos con la esperanza de hacerles crecer fuertes y sanos. Es un gran error.

Si los niños consumen demasiada cantidad de vitaminas pueden sufrir de insomnio, dolor de cabeza y cálculos renales entre otras dolencias. Por eso es necesario conocer la dosis exacta para suplir las necesidades vitamínicas de los niños, para no sobrepasarse en su consumo.

Vitaminas naturales en los alimentos


Las vitaminas naturales solo se pueden obtener de los alimentos, pero para eso se debe consumir una dieta sana, que significa comer de todo un poco, con suficientes vegetales, frutas, leguminosas o menestras, además de carnes en porciones pequeñas. Consulta aquí cómo es un consumo diario, semanal y mensual de alimentos en una dieta sana y equilibrada.

Cuando los niños crecen, sus necesidades de vitaminas son proporcionalmente mayores que los de un adulto. Por estos motivos, se recomienda un complejo vitamínico por no más de tres meses para que se pueda suplir estas insuficiencias.

Las madres no deben abusar de complejos vitamínicos ni mucho menos de alimentos que contienen la vitamina D, contenida en la mantequilla, yema de huevo, hígado, salmón, sardinas, atún, que administrada de forma indiscriminada por madres obsesionadas y deseosas de fortalecer a sus hijos, lo que al final hacen es perjudicarlos.

Tomar vitaminas todos los días es un abuso. Las cápsulas no suplen la fibra ni otros componentes que están en los alimentos, así que las especialistas consideran que el exceso de vitaminas en medicamentos le da una sobrecarga a los riñones. Solo se debe recetar las vitaminas que los niños no las obtienen en la comida que consumen y que lo hacen crecer física y mentalmente sanos.