¿Cómo debe ser la merienda de un niño?

La merienda es un tentempié necesario para que el niño afronte con fuerza las tardes tras un agotador día de colegio; y es que los peques necesitan comer más a menudo que nosotros para mantener constantes sus reservas de energía. Pero, ¿qué poner para la merienda? Es lo que se preguntan muchos padres... He aquí unas ideas para preparar una merienda rica y saludable:

Podríamos decir que la mejor opción es el bocadillo de toda la vida; un sándwich o un pequeño bocata serán más que suficientes para que nuestro hijo reponga fuerzas. En el interior podemos poner unas lonchas de pavo, queso o jamón, que podemos acompañar con un poco de tomate o lechuga (así acostumbramos al pequeño a consumir vegetales).

Asimismo, podemos darles un yogurt, una pieza de fruta, unas galletas o unas natillas de postre. Incluir este tipo de alimentos puede ser beneficioso para completar el aporte diario de calcio, cereales y fruta recomendado.

El bocadillo de chocolate, el donut, el bollycao o la palmera, las podemos reservar para un día a la semana; para que el peque entienda que este tipo de meriendas no son para comer todos los días.

Clara Vegas  •  martes, 20 de septiembre de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x