Las ventajas de ser bilingüe

A pesar de que existen algunos científicos que defienden que se confunde a los pequeños hablándoles en dos idiomas cuando todavía no son capaces de expresar palabras y recomiendan que el niño aprenda una segunda lengua sólo y cuando tengan suficiente conocimiento de la maternal, no está comprobado que el bilingüismo retrase el aprendizaje; es más, aporta grandes ventajas.

Según varios estudios, los niños que crecen en un entorno bilingüe son más creativos y desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas. Además cuentan con una mayor habilidad para concentrarse en detalles importantes y para la atención selectiva, y les resulta más fácil aprender más idiomas en un futuro. Por otro lado, no debemos olvidar el beneficio que supone dominar dos lenguas desde que el niño es pequeñito.

Si queremos que nuestro hijo sea bilingüe es muy importante que esté expuesto a ambos idiomas en diversos contextos y que entienda la importancia de conocer cada uno de ellos.

Existen varias formas para que el pequeño aprenda las dos lenguas. Mientras que algunos padres se decantan por que cada progenitor hable un idioma diferente en casa desde los primeros años de vida del niño, otros deciden hablar el idioma minoritario en casa, y dejar que el pequeño aprenda la otra lengua en el colegio o en la calle.

Lo que se debe tener en cuenta es que no se puede obligar a que el niño hable un determinado idioma. En un principio, lo importante es que el niño se familiarice con ambos idiomas, y que los oiga hablar de una manera natural, sin presiones ni obligaciones.

Ane Garay  •  miércoles, 14 de marzo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x