Vuelos low cost: ¿cómo reducen gastos? ¿Son seguros?

Vuelos low cost en el punto de mira

Desde hace unas semanas venimos siendo testigos de los numerosos incidentes ocurridos en aviones de la compañía aérea de bajo coste por excelencia, Ryanair. Problemas mecánicos, falta de combustible, en algún caso con resultado de heridos leves en diversos aeropuertos españoles. La alarma ha saltado y el debate sobre la seguridad de los vuelos low cost se ha reabierto. ¿Son seguras las compañías de bajo coste? ¿Nos ofrecen vuelos baratos a costa de nuestra seguridad?

Vuelos baratos

A través de insistentes campañas publicitarias compañías como Ryanair, EasyJet o Vueling nos ofrecen vuelos a precios realmente  increíbles. Sin duda, la introducción de estas compañías aéreas de bajo coste supusieron la democratización de los viajes en avión y, por lo tanto, de las vacaciones. El éxito de estas compañías es imparable a pesar de las miradas de suspicacia que atraen continuamente y a pesar de las acusaciones que reciben de parte de las compañías tradicionales de reducir los gastos a costa de la seguridad del viajero. Efectivamente todos los usuarios nos hemos preguntado alguna vez a qué se debe esa diferencia de precio.

En primer lugar las compañías de bajo coste operan en aeropuertos secundarios, lo que reduce considerablemente los gastos. Estas compañías suelen ofrecer trayectos sin escalas lo que supone que su tripulación siempre vuelve a la base y se ahorran las pernoctaciones. Este asunto del personal de las compañías low cost es uno de los más debatidos, presuponiéndoles unas condiciones laborales más inestables que en una compañía tradicional y con jornadas de trabajo maratonianas que rozan el límite de lo saludable y de lo legal.

Los gastos también se reducen en servicios a los viajeros, con menos espacio entre los asientos, no ofrecen comidas ni prensa a los viajeros y en la mayoría de los aeropuertos no tienen oficinas de atención al cliente.

¿Compensa un vuelo low cost?

A pesar de los últimos incidentes de Ryanair, a los usuarios nos tranquilizan asegurando que ninguna compañía opera sin los estándares mínimos de seguridad legalmente establecidos. Por lo tanto, en cuanto a seguridad deberíamos estar tranquilos. Sin embargo, la queja continua por parte de las compañías tradicionales de que estas aerolíneas low cost operan en el límite de la legalidad no deja de producirnos cierta intranquilidad.

Lo cierto es que muchas veces no nos compensa adquirir un vuelo low cost y sin embargo, nos decantamos por él por la agresiva publicidad. La próxima vez que estés considerando un vuelo fíjate en cómo varía el precio inicial que tanto te ha llamado la atención, cómo van sumando gastos, de equipaje, de carburante, de tasas, según el día que elijas para volar....A estos gastos adicionales tienes que sumarle los gastos del traslado desde el aeropuerto, que suele estar bastante alejado del destino elegido y, según la hora de llegada, tal vez tengas que recurrir a un taxi por no haber transporte público. Y si a la vuelta te has pasado con las compras y tienes que facturar, lo más probable es que el vuelo te salga por el mismo precio que en una compañía tradicional. Adiós a la ganga inicial. La verdad es que los chollos de estos vuelos sólo los atrapan los viajeros low cost profesionales, aquellos que tienen una disponibilidad total de fechas para evitar viajar los días claves y a las horas punta y que pasan en la ciudad de destino tan poco tiempo como les permita su equipaje de mano.

Laura Sánchez  •  martes, 25 de septiembre de 2012

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • Ramon
    Ramon

    17/04/2014 01:35

    Cuando es demasiado barato, hay que desconfiar. Nadie hace milagros, solo dios. En Uruguay decimos que cuando la limosna es grande hasta el mendigo desconfía.

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x