Caravaning, la solución anticrisis para viajar con libertad

Viajar en caravana

Desde que en los años 60 comenzase la moda de viajar en caravana, este sistema ha contado siempre con adeptos, pero es ahora cuando la crisis económica está propiciando que muchas otras personas que no se lo habían planteado hasta ahora vean en el caravaning una opción barata y factible para disfrutar de una escapada o de unas largas vacaciones.

Ventajas del caravaning

Además de permitirnos viajar barato, la caravana tiene otras muchas ventajas. Te permite estar más en contacto con la naturaleza porque puedes acceder a lugares recónditos, olvidarte de reservas en hoteles, tener libertad total para definir el itinerario de viaje sobre la marcha y para detenernos tantas horas o noches como queramos allí donde nos guste.

Viajar con la casa a cuestas, como los caracoles, supone algunas comodidades como disponer de un cuarto de baño o una cocina las 24 horas del día, incluso mientras vamos en carretera, pero requiere también de una buena planificación previa. El espacio es limitado y conviene pensar y meditar bien qué queremos llevar y de qué queremos prescindir. Cuántos menos bultos metamos en la caravana, más espacio tendremos en ella para movernos cómodamente.

Si te frena pensar que puedas llegar a agobiarte estando muchos días en el mismo recinto pequeño, ten en cuenta, que la caravana puede ser tu vehículo y tu casa, pero siempre que quieras puedes también aparcarlo para pasar una noche en un hotel o todo el día caminando por una ciudad desconocida. La flexibilidad es una de las principales ventajas del caravaning.

Dónde acampar la caravana

Una de las cuestiones más polémicas en torno a las caravanas es la de las zonas de acampada. En España, está permitido estacionar el vehículo fuera de las zonas de camping, siempre y cuando la actividad del interior de la roulotte no afecte al exterior. Es decir, no podremos colocar toldos o sillas, y deberemos contar con un sistema de recogida de aguas, generador eléctrico, etc.

Por eso, lo más cómodo es estacionar en un camping. La mayoría cuentan con servicios básicos como piscina, restaurante o supermercado, pero algunos van más allá y disponen incluso de actividades para niños, animadores, salas de fiestas, instalaciones deportivas, etc.

Caravana o autocaravana

Hablamos de caravana cuando a un vehículo normal se le anexa en su parte posterior un remolque de unos cuatro metros y medio a modo de vivienda. En esta caravana se pueden acomodar todo tipo de utilidades: baño, ducha, WC, frigorífico, calefacción, televisión digital vía satélite, generador eléctrico...

Son una opción estupenda para quienes plantan el campamento base en un camping determinado y utilizan la caravana a modo de apartamento durante las vacaciones, para muchos días seguidos. Ten en cuenta que con el carné de conducir B se puede arrastrar una caravana que no exceda los 750 kilogramos.

Las autocaravanas, sin embargo, son aquellas que integran en el mismo espacio el vehículo y 'la casa'. Son más autónomas que las caravanas porque, por lo general, disponen de mayores comodidades y espacio. Existen muchos tipos de autocaravanas pero la más típica es la 'perfilada' que mide algo más de seis metros de longitud y unos 2,70 metros de altura.

Son la mejor opción para quienes quieren realizar un viaje itinerante con múltiples paradas. Eso sí, ten en cuenta que cuando acampes tu autocaravana te quedarás sin vehículo para moverte por el lugar en el que estés. Una moto o un par de bicicletas pueden serte muy útiles.

Si todavía no estás convencida de las virtudes del caravaning, te invitamos a que lo pruebes. Eso sí, ten cuidado porque engancha.

Esther Ruiz  •  lunes, 3 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x