Couchsurfing: viaja con alojamiento gratis

Couchsurfing: qué es y claves para disfrutarlo

El CouchSurfing fue un fenómeno social que nació hace muchos años entre surferos australianos y estadounidenses. Estas personas idearon un sistema en el que el un surfero se alojaba en casa de otro surfero, se conocían, compartían su afición juntos e incluso se creaban lazos de amistad. Este proyecto fue ampliándose cada vez más hasta convertirse en lo que es hoy en día.

Qué es el couchsurfing

Ahora CouchSurfing es una red social online que pone en contacto gente de diferentes partes del mundo que ofrecen un sofá o cama para dormir a viajeros que se encuentren en su país. Si estás viajando por Alemania, por ejemplo, puedes registrarte en CouchSurfing y encontrar gente del país que ofrece gratuitamente un lugar donde dormir. Ellos valorarán tu perfil y, si les inspiras confianza, te aceptarán en su casa como huésped. Couchsurfing es ante todo un servicio de hospitalidad, por lo que el huésped no debe pagar por el alojamiento. Sin embargo, para registrarse y verificar los datos en la página web es necesario una donación inicial mínima de 20$ si eres estudiante.

¿Es seguro?

Para evitar situaciones de inseguridad o posibles estafas, Couchsurfing ofrece un sistema de seguridad basado en las referencias personales, la verificación y los avales. Cuando un viajero se registra en esta red social, debe rellenar un perfil con información personal. Ese perfil es como el currículum vitae para las empresas: permite que tanto el viajero como el que ofrece un "sofá" se conozcan mutuamente y tengan una idea de la personalidad y afinidad que pueden tener. Además, ese perfil se completa con los comentarios de otros usuarios que explican su experiencia y la valoran como positiva, negativa o neutra.

CouchSurfing también se encarga de verificar los datos de sus miembros registrados. Tanto el nombre, la dirección e incluso la tarjeta de crédito son autenticadas. Así se demuestra que el perfil no es falso y que esa persona es quien dice ser. Asimismo, los usuarios también pueden avalar a otros usuarios, asegurando de este modo que esa persona es de plena confianza.

Cómo ser un buen CouchSurfer

Para utilizar correctamente esta red social ante todo debes crear un perfil completo con fotografías y que te muestre tal y como eres. Seguidamente, para solicitar un alojamiento a otro CouchSurfer, debes leer atentamente todo el perfil del usuario para evitar futuras sorpresas. Es importante que sientas que puedes conectar con esa persona y que podéis llegar a tener una conversación o convivir varios días. De ello depende que la experiencia CouchSurfer sea positiva.

Una vez creas que puedes llevarte bien con ese usuario, asegúrate de enviarle una solicitud bien trabajada. Esa solicitud será tu carta de presentación y de ella va a depender la elección del anfitrión, por lo que es recomendable que sea personalizada y resalte los aspectos que tenéis en común. Si ya han aceptado tu solicitud, es de buen huésped llevar un regalo en señal de agradecimiento al anfitrión. También hay que tener presente que, aunque te permitan usar la cocina, el anfitrión no tiene la obligación de alimentarte, por lo que es importante que te compres tu propia comida y bebida.

Por último, aunque la experiencia esté resultando extremadamente positiva, puede fastidiarla alargarla demasiado. Es recomendable que no estés en su casa más de cinco días. Con ese tiempo es suficiente para conocer una ciudad y pasar un tiempo agradable en compañía de tu anfitrión. Más tiempo resultaría pesado e incómodo para la persona que te hospeda, quien por otro lado debe proseguir con su vida laboral y sus tareas diarias.

Irene García  •  martes, 18 de septiembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x