Gisele Bündchen, la brasileña más sexy, sí quiere el Mundial 2014

Sergio López

Gisele Bündchen, la top brasileña elegida la mujer más bella del mundo en numerosas ocasiones, ofrece su lado más natural, fresco y desenfadado en el número de junio de ELLE.

La modelo aparece fotografiada con poca ropa, pero lo que de verdad ha desnudado ha sido su interior: "Quiero conocerme a mi misma cada vez mejor. Puedo ser madre, esposa, amiga, modelo y desempeñar bien todos esos roles, pero mi relación mas importante es conmigo misma".

En la entrevista, Gisele habla de la importancia de una alimentación saludable, de su pasión por el deporte, de cómo sus hijos marcan ahora sus horarios y de la vida que le espera cuando ya no sea modelo. Pese a vivir en Boston, por motivos de trabajo de su marido Tom Brady, la top habla también de su amor por Brasil y la importancia de sus raíces. "Estoy muy orgullosa de haber nacido en Brasil. Me encanta el espiritu de su gente. Se respira amabilidad y siempre te sientes muy bien recibido" asegura.

Gisele Bündchen, una brasileña orgullosa del Mundial 2014

"Lo que de verdad me gustaría no es ir a ver un partido del Mundial, sino jugarlo y marcar un gol" dice la modelo en un reportaje en el que saca su pasión futbolística posando con los colores de Brasil. A sus 33 años, después de veinte años de carrera y tras haber dado a luz a dos hijos, muestra su espectacular físico y desvela algunos de sus secretos de belleza: "He comprendido lo importante que es nutrirme bien. El cuerpo es como un templo, un regalo que debemos honrar y cuidar"

Al son de la música brasileña y así de divertida se ha mostrado la topmodel, que incluso se ha atrevido a pelotear un balón en tacones. Sensual y deportista, Gisele posa con los colores de Brasil, y demuestra, a sus 33 años, el espectacular físico que mantiene, vestida tan solo con la bandera del país.

Europa Press

Puedes leer más artículos similares a Gisele Bündchen, la brasileña más sexy, sí quiere el Mundial 2014, en la categoría de Deportes en Diario Femenino.