Kim Kardashian y Kanye West se blindan a base de derrochar dinero

Pedro Oliver

La obsesión del rapero por proteger a su pareja, Kim Kardashian y a su hija North está llegando a límites desorbitados. La última locura de Kanye ha sido comprar dos coches blindados por valor de 1.2 millones de dólares cada uno, para proporcionar la máxima seguridad a su familia.

El cantante de 36 años no escatima en gastos cuando se trata de proteger a su familia. Los dos coche blindados pertenecen a la marca Dartz Motorz, y están especialmente diseñados para las mujeres y contra los secuestros. No le gusta ser el centro de atención pero la fama de su pareja Kim le obliga a tomar medidas para proteger lo máximo posible a su hija del objetivo de los paparazzis.

Kay West y Kim Kardashian dan la razón Barack Obama

Parece que a la pareja no le afectaron las críticas del presidente de EE.UU. Barack Obama, que puso a la pareja como ejemplo de derroche desorbitado, y ellos no han hecho otra cosa que darle la razón a Obama.

Además, una fuente cercana a la pareja desveló al diario Daily Star la preocupación de Kanye por "la atracción que genera su nueva pareja hacia psicópatas y bicho raros" y por ello quiere proporcionar la máxima seguridad posible antes de que el cantante comience su gira el próximo octubre.

Pero la obsesión va más allá. Kanye quiere que cada uno de ellos tenga a su disposición dos guardaespaldas las 24 horas e incluso está barajando la posibilidad de contratar a unos dobles, uno para Kim y otro para él, ¿obsesión o precaución?

Europa Press