La Boda Real de Inglaterra, una ceremonia plagada de curiosidades y anécdotas

Las anécdotas y curiosidades durante la Boda Real de Inglaterra no han sido pocas. Te contamos las que más han llamado la atención... Desde detalles sobre los atuendos de los novios, aciertos y desaciertos durante la ceremonia, hasta problemillas de protocolo... ¡De todo! No podía ser la boda perfecta básicamente porque la perfección no existe, y precisamente por eso podemos decir que ha sido de lo más bonita y entrañable.

Curiosidades sobre el vestido y la decoración: pasión por las flores


Empecemos por la cabeza... por la cabeza de Catherine Middleton, la novia. A ella le habría encantado llevar el pelo lleno de flores, es una apasionada, pero no podía ser... Tenía que llevar la tiara. Ésta era la prenda prestada que portaba la novia. Esa tiara pertenece a la reina Isabel II: de Cartier y con diamantes incrustados. Catherine es la primera plebeya que ha lucido esta joya de la corona.

arboles en la abadia

Y como no podía llevar flores en la cabeza, Catherine ha plagado de vegetación la Abadía de Westminster. Árboles en su interior, algo que ha llamado enormemente la atención a muchos de los presentes. Ocho árboles: seis arces y dos ojaranzos, junto a las flores procedentes del bosque del Valley Gardens, en Windsor Great Park, flores blancas que hacían juego estupendamente con las del ramo de la novia...

Y eso nos lleva a contarte otra de las curiosidades de este enlace: el ramo. Realizado por las manos de Shane Connolly, plagado de simbología. Mirto, lirios y jacintos entremezclados con una flor muy especial llamada 'Sweet William' (Dulce William), un guiño muy tierno al que ya es su marido. Estas flores en español se conocen por el nombre de minutisa, ramillete de Constantinopla o 'clavel de Japón'.

Curiosidades sobre la Abadía de Westminster y la ceremonia


Un lugar sagrado que desde hace diez siglos acoge bodas, coronaciones y entierros de personajes de la realeza británicos. El primer evento de este tipo: la coronación del rey Guillermo I, el día de Navidad de 1066.

Allí se casó la reina actual Isabel II con Felipe Mountbatten y también los padres de ésta, Jorge VI e Isabel Bowes-Lyon, pero no los padres de Guillermo de Inglaterra... El Príncipe Carlos y Diana contrajeron matrimonio en la Catedral St. Paul, más grande que la Abadía, había más invitados.

Sobre lo concerniente a la ceremonia, lo primero decir que ayer, 29 de abril, era Santa Catalina y muchos se han atrevido a afirmar que es por eso por lo que la pareja ha escogido este día para celebrar la ceremonia.

Una vez la novia ha llegado a reunirse con el príncipe algunos avispados se han fijado en un detalle que ha pasado desapercibido para la mayoría: al parecer Catherine, con los nervios no ha hecho la reverencia a la Reina Isabel II, ni al entrar a la Abadía, ni al salir...

durante la boda

Y en cuanto Catherine ha hecho esta entrada triunfal en la Abadía de Westminster, el Príncipe Guillermo ha cometido otro fallo, se ha saltado el protocolo al decir: "Estas preciosa", tras lo cual no ha tenido reparo en soltar una pequeña bromita a su suegro: "Se suponía que esto iba a ser una cosa pequeña y familiar".

En cosa de 20 minutos el arzobispo de Canterbury ya había casado a los novios, el resto una misa que para muchos resultó muy corta. Llegado el momento de cantar el 'God save the Queen', todavía hay muchos a los que les sorprende que todos menos la Reina canten el himno.

Él ha salido de la Abadía sin la alianza de casado, y no la va a utilizar... Ella sí lo llevará, y además del anillo de Catherine tenemos una curiosidad que decirte. Como es tradición en las bodas reales del Reino Unido esta alianza ha sido creada a partir de una pepita de oro de la mina Clogau St. David en Bontddu que se convierte en una joya sencilla y fina.

Curiosidades de los momentos previos y posteriores a la ceremonia


Curioso es el coche en el que Catherine y su padre han viajado hasta la Abadía de Westminster. Un Rolls Royce restaurado. Pero no un Rolls Royce cualquiera, era el mismo coche en el que a finales de año Carlos y Camilla fueron atacados por un grupo de estudiantes durante una manifestación.

A la salida de la Abadía de Westminster los recién casados fueron hasta palacio dos kilómetros en una carroza modelo Landau de 1902. Como hacía buen tiempo, pudieron ir descubiertos.

Una vez han llegado al Buckingham Palace, quedaba el esperado beso en el balcón. Cinco minutos de saludos, apenas unos segundos de besos: dos besos, no más. Y lo curioso de este momento ha sido que justo durante la aparición de los recién casados, ahora los duques de Cambridge, varios aviones de la Real Fuerza Aérea británica irrumpía en el cielo despistando a gran parte de los presentes, que se han perdido el beso por tener sus cabezas enfocadas hacia arriba observando las acrobacias aéreas.

momento beso

Otras curiosidades sobre la Boda Real de Inglaterra


Una de las cosas que más nos han llamado la atención es el debate que se ha originado sobre si llamar a Catherine princesa o duquesa. Muchos medios afirman que ahora Kate es ambas cosas: Princesa de Gales y Duquesa de Cambridge. Sin embargo otros insisten en que llamarla princesa es incorrecto, duquesa y punto.

Y para terminar, otros dos detalles que nos han impactado especialmente: el primero la decisión del periódico británico 'The Guardian' de incluir en su versión digital una versión republicana para todos aquellos que no estuvieran interesados en la Boda Real, había una pestaña que permitía ocultar las noticias sobre el enlace.

Y el segundo detalle, el que ha tenido el alcalde de Londres, Boris Johnson, al regalar a la pareja una regaló bicicleta tándem por su boda. Y es que el señor Johnson es un gran defensor de la bicicleta como medio de transporte por la ciudad. ¿Veremos a Guillermo y Catherine algún usándolo?

Alexandra H. Gail  •  sábado, 30 de abril de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x