Las peleas de la casa real con los paparazzi

Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia. Las peleas de la casa real con los paparazzi

Hasta hace poco tiempo la casa real gozaba de un trato privilegiado por parte de la prensa. Si el resto de los famosos veían cómo sus intimidades iban saliendo a la luz sin importar el daño causado, los Reyes y demás familia parecían a salvo de indiscreciones. Sin embargo, la cosa está cambiando y no sabemos si es por una necesidad de equiparar a la casa real española con la monarquía inglesa, que no deja de dar un escándalo tras otro, o porque sus miembros cada vez están menos dispuestos a aparentar esa imagen de discreción a la que nos tenían acostumbrados.

La infanta Cristina y Urdangarín

Aunque la actitud de la prensa respecto a la casa real está cambiando apreciablemente, aún no existe la suficiente libertad para hablar sin tapujos de los "deslices" de la monarquía. Pero parece que poco a poco se van colando informaciones sutiles y rumores de aspectos personales del Rey Juan Carlos y de otros miembros de la familia. Y este aperturismo informativo no hubiera sido posible si Iñaki Urgangarín hubiera mantenido las manos en los bolsillos y no hubiera protagonizado semejante escándalo judicial.

Así pues, los paparazzis han estimado que si un miembro de la casa real saca los pies del tiesto, ellos también. Y se han lanzado a perseguir a los Duques de Palma desde Washington hasta Barcelona fotografiando todos sus movimientos. Los de Iñaqui, los de Cristina y también los de sus hijos, y eso ha sido lo que ha hecho reaccionar a la infanta Cristina llegando a amenazar con tomar medidas judiciales contra los periodistas si seguían tomando instantáneas de los niños.

La Infanta Elena pierde los nervios

Por su parte, la infanta Elena también está tomando una actitud hostil frente a los medios, algo nada habitual en ella. Recientemente, protagonizó un altercado en plena calle porque ciertos paparazzis la siguieron hasta el restaurante donde celebraba su cumpleaños. La hija mayor de los Reyes, se enfadó bastante y aseguró que la estaban agobiando en medio de una situación que parecía más una pataleta monárquica que una defensa de su intimidad.

Y es que parece que la casa real se está poniendo nerviosa ante la evidencia de que la prensa ya no se calla como antes. Los Príncipes de Asturias intentan por todos los medios sabotear el trabajo de los periodistas en sus salidas nocturnas y el Rey ya no sabe cómo mantener su imagen campechana después de sus públicas meteduras de pata. Parece que la única que mantiene la calma, como es habitual, es la Reina Sofía, aunque ya ni siquiera se molesta en guardar las apariencias. Eso sí, siempre tiene una sonrisa para las cámaras.

Laura Sánchez  •  viernes, 25 de enero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x