Extorsión en la red: cómo evitar el chantaje por Internet

Extorsión en la red

La velocidad a la que se genera la información en Internet y el elevado número de usuarios tiene sus ventajas cuando se trata de publicitar algo, pero su efectividad es la misma cuando se trata de hacer daño a otras personas.

Cada día son más las personas que se están viendo chantajeadas con la difusión de un vídeo o una fotografía íntima en las redes sociales. Las celebrities y los políticos tampoco se libran de esta amenaza y son bien conocidos los casos de Scarlett Johansson y de la concejala toledana Olvido Hormigos.

Chantajes difíciles de superar

Este tipo de chantaje o extorsión en la red se conoce también con el nombre de "sextorsión" por tratarse de imágenes o vídeos de contenido sexual. La gravedad del asunto es máxima porque aunque también afecta a los adultos, las principales víctimas de la extorsión en la red son menores. Se trata de una situación muy difícil de superar, sobre todo cuando ocurre en la adolescencia, porque el menor no tiene las herramientas emocionales ni legales necesarias para afrontar este problema.

Y cada poco tiempo nos llega la noticia de algún joven que no ha podido superar el hecho de que su intimidad sea conocida por todos y que ha optado por el suicidio ante la presión sufrida. Es el caso de un joven francés que accedió a tener cibersexo con una chica y el episodio fue grabado sin su consentimiento. Poco después, la chica le amenazó con difundir el vídeo en Facebook si no le pagaba 200 euros.

Más mediático fue el caso de la joven canadiense Amanda Todd, que se suicidó después de colgar un vídeo en Internet donde contaba a través de letreros el acoso y chantaje al que fue sometida por un desconocido en la red. Se tata en ambos casos de una extorsión en toda regla que debido a las lagunas legales que sigue habiendo respecto a los delitos cometidos en la red, no se pudo frenar a tiempo.

Evitar la extorsión en la red

No nos cansaremos de repetir la necesidad de proteger a los menores de los acosadores online. Y es que se trata de un terreno donde los delincuentes se amparan en el anonimato y en la falta de normativa. Desde todos los ámbitos se piden medidas de protección más eficaces, pero mientras tanto, las extorsiones, los chantajes y el acoso en Internet continúan aumentando y destrozando la vida de muchos jóvenes.

Los cambios sociales que se producen a una velocidad de vértigo, tampoco ayudan en estos casos. Los jóvenes están totalmente influidos por la cultura de las nuevas tecnologías y asumen como normal la práctica del sexting, lo que implica en muchas ocasiones un comportamiento sexual arriesgado ya que cualquier imagen o vídeo que se comparta con otra persona es susceptible de acabar en el smartphone de miles de personas.

Y el desconocimiento de las nuevas tecnologías y de las nuevas formas de relaciones sociales por parte de los padres tampoco ayuda a que establezca un diálogo con los menores para inculcarles la necesidad de ser los únicos responsables de su intimidad y para hacerles entender la importancia de no dejar su privacidad en manos de otras personas.

Laura Sánchez  •  miércoles, 21 de noviembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x