La mujer rural y su ignorado papel en la sociedad

La mujer rural

En una sociedad fundamentalmente urbana como la nuestra, el ámbito rural queda muchas veces fuera de propuestas de desarrollo, de actividades educativas y de acciones para una mejora en la calidad de vida. Volcados en nuestras ciudades, las mejoras y las innovaciones sociales apenas se detienen en el mundo rural, que avanza más despacio y en condiciones poco deseables.

Y si los habitantes del mundo rural son invisibles para nuestras instituciones, mucho más lo son las mujeres que, sin embargo, son los actores principales en el desarrollo de sus comunidades. Con la intención de reivindicar el papel fundamental de la mujer en el ámbito rural se celebra cada año el 15 de octubre el Día Internacional de la Mujer Rural.

Mujer rural y familia

Se trata en cualquier caso de reconocer la importancia de este colectivo que representa una cuarta parte de la población mundial y que desarrolla su labor bajo las condiciones más difíciles y, en muchos casos, en una situación de extrema pobreza.

Lo cierto es que la mujer rural es el sustento y la base de toda su comunidad, siendo el miembro indispensable del núcleo familiar. Como esposa y madre, es la encargada de mantener la unión familiar y de proporcionar a sus hijos la educación necesaria, en muchos casos inaccesible por las condiciones del entorno rural.

Siendo la persona que pasa más tiempo con sus hijos, es la responsable de dotarles de los valores y principios que utilizarán para valerse por sí mismos en un futuro. Es también la mujer quien se encarga de establecer los lazos de unión con el resto de la comunidad y organizar acciones conjuntas de mejora de la calidad de vida.

La mujer rural como productora

Pero la importancia de la mujer rural no se reduce al ámbito doméstico ya que participa activamente en las tareas productivas y de abastecimiento de los productos básicos para toda su familia. Además, y en los casos en los que es posible, la mujer rural también se encarga de la comercialización de los excedentes agrícolas, proporcionando así la principal fuente de ingresos para la familia y fomentando el desarrollo económico de su comunidad.

No podemos olvidar que estas mujeres no suponen sólo las principales sustentadoras de su familia, sino que garantizan en última instancia el ciclo productivo de los alimentos que consumimos.

Y sin embargo, desde las instituciones no se presta la atención necesaria a estas mujeres rurales que siguen desarrollando su trabajo sin disponer de los recursos necesarios, sin acceso a los servicios básicos, y sin posibilidad de progreso económico.

Es por eso que nos unimos a la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural y nos sumamos a las acciones de reconocimiento del esfuerzo de estas mujeres esenciales en nuestra sociedad urbana, por muy lejos que les quede. Y se hace necesario poner especial énfasis en promover las acciones destinadas a promover y desarrollar sus capacidades productivas y a mejorar su calidad de vida.

Laura Sánchez  •  martes, 14 de octubre de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Me duele mucho la regla, ¿es normal?

Escrito por Victoria a las 10:59:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x