'Smirting': Trucos para ligar con la ley Antitabaco

La ley Antitabaco que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2011 dejó a los fumadores sin espacio en locales cerrados. No más humo en los restaurantes, en los bares y las discotecas...algo que sin duda agradecen los no fumadores, pero que ha causado muchas molestias a los adictos al cigarro.


Pero no todo son desventajas. Los dueños de los locales se apresuraron a ofrecer todas las comodidades durante el invierno (terrazas con estufas, lonas para proteger del viento, ceniceros en la calle) y los fumadores también han sabido sacar provecho de la situación, que se traduce en una nueva forma de ligar: el 'smirting'.

El 'smirting' es una práctica que surgió en 2003 en Nueva York, cuando entró en vigor una ley muy similar. El término proviene de la unión entre 'smoking' (fumar) y 'flirting' (flirtear), y se popularizó en Europa cuando Irlanda introdujo su ley antitabaco.

Según los psicólogos, entre los fumadores que se encuentran a la puerta del bar se establece una relación de complicidad, un sentimiento de frente común que anima e impulsa las conversaciones. Un simple "Y tú, ¿qué opinas de la ley?" puede acabar en una relación amorosa, según un estudio que concluyó que el 25% de las relaciones formadas entre 2007 y 2008 surgió a raíz de un cigarro.


Guía práctica para el 'smirting'


Y como en cualquier método para ligar, existen varios trucos para mejorar las posibilidades del fumador interesado en un romance de madrugada a la puerta de una discoteca. El periódico británico 'The Sun' ofrece su manual particular:

Practica tu pose de fumador: Es muy desagradable fumar como un carretero. Como modelo de persona con elegancia cigarrillo en mano hay que tener en mente a mitos como James Dean o Marlene Dietrich. No hay que perder la clase al inhalar el humo

Aprovecha la lluvia: La lluvia es una gran aliada para los practicantes del 'smirting'. Obliga a los fumadores a apiñarse en espacios pequeños, incrementando la cercanía con el objetivo y haciendo más fácil que surja la conversación. No hay que olvidarse del paraguas, si salvas a una chica de mojarse y que se le arruinen las horas de peluquería, tienes medio camino recorrido.

No tosas: Nada mata la conversación como la tos flemática de un fumador. Hay que evitar toser hasta que el objetivo se encuentre a una distancia segura. Para conseguirlo, no olvides llevar una bebida en la mano para calmarte si te entra un cosquilleo en la garganta.

Sé generoso: A nadie le gustan los tacaños. Si estás practicando el 'smirting' con alguien y su cigarrillo se acaba, rápidamente ofrécele otro. Así podrás ganar algo más de tiempo, y si estás delante del bar, puedes sugerir tomar algo dentro al terminar de fumar.

Respeta la 'etiqueta' entre fumadores: Las normas de respeto no han cambiado con la llegada de la ley. No le eches el humo en la cara de la persona con la que estás hablando, ten cuidado con el cigarrillo para no quemar a nadie y apaga bien las colillas para evitar sustos con incendios.

Cuidado con el aliento: Para practicar 'smirting' correctamente hay que evitar, obviamente, los malos olores. Si tienes posibilidades de conseguir un beso, no lo arruines con un aliento que huela a tabaco. Asegúrate de tener siempre unos chicles de menta a mano.

Teresa Guerra  •  martes, 31 de mayo de 2011

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • kokochannel
    kokochannel

    Valoración usuario

    Valoración: 0

    23/05/2011 04:51

    y para los que no fumamos no hay consejos?

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x