Linda Evangelista: inteligencia, belleza y madurez no son incompatibles

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

10 de mayo. La mujer del día es hoy Linda Evangelista en el día de su cumpleaños. A un paso de cumplir los 50, la modelo canadiense es hoy una mujer madura ajena al paso del tiempo pero no a la madurez. Una mujer fuerte, con carácter, luchadora y con la inteligencia suficiente como para no dejarse vencer por la edad en ese mundo que idolatra la juventud que es la moda.

Mujeres guapas e inteligentes

Alrededor de las modelos siempre ha habido un aire de superficialidad, de frivolidad y de poco cerebro. Unos prejuicios de los que nos cuesta desprendernos. Sin embargo, Linda Evangelista encarna a esa mujer sexy y atractiva, dotada de un cuerpo hermoso pero también de una mente inteligente. Solo así se explica que sobreviva en el mundo de la moda a pesar de haberse iniciado durante la década de los 80.

Su carrera es de sobra conocida porque perteneció a esa generación de primeras modelos que se convirtieron en auténticas estrellas. Pero Linda Evangelista siempre ha sido algo más que un maniquí. Su imagen es la de una mujer camaleónica, competente, decidida, independiente, autónoma y, sobre todo, muy exigente. No en vano afirmaba que no se levantaba de la cama por menos de 10.000 dólares.

Nos encontramos además ante una mujer inteligente, que ha sabido mantener su carrera imparable venciendo al paso del tiempo que siempre hace estragos entre las trabajadoras de la moda. El tiempo no la ha convertido en un icono porque ella siempre fue un icono. En los últimos años, esa imagen de mujer fuerte e independiente se ha deslucido por las críticas en relación con la demanda de manutención interpuesta al padre de su hijo.

Pero detrás de esas críticas dañinas está una madre con temperamento y coraje suficientes para pedir lo que cree justo para su hijo. Una mujer que no se deja amedrentar porque sabe lo que quiere y tiene la capacidad para conseguirlo. Por eso hemos querido felicitar en su cumpleaños a esta mujer imparable que ha demostrado que la belleza y la inteligencia no son incompatibles y que además se acentúan con la madurez.

Puedes leer más artículos similares a Linda Evangelista: inteligencia, belleza y madurez no son incompatibles, en la categoría de La mujer del día en Diario Femenino.