Mujeres 'for president': 10 razones por las que el mundo sería mejor

Anita del Valle

"¿Habéis visto Carmen Chacón que forma de venderse? 'Cuando una mujer gobierne España será algo muy grande en un país machista' -reproduce Mari Pili en la hora del cafecito-. Eso sí que es una buena campaña para conseguir votos. Al menos el de las mujeres".

Razón no le falta. Ni a Mari Pili ni a la exministra de Defensa. "Sería algo muy muy grande -recalca mi amiga Rosa-. No sólo por el avance que supondría en una sociedad tan machista como en la que vivimos, sino porque el mundo sería, por lo menos, diez veces mejor".

Si una mujer fuese presidente...

Si una mujer fuese presidente del Gobierno, cuántas cosas cambiarían... En eso estaba totalmente de acuerdo con Rosa. Pero, ¿por qué dijo 'diez veces mejor'? ¿A qué se refería Rosa? Pues a 10 virtudes de las mujeres que extrapoladas al gobierno harían del mundo un lugar mejor:

1- Igualdad. Que las mujeres cobren un 22% menos realizando los mismos trabajos que los hombres o que apenas lleguen a ocupar puestos directivos no es fruto de la casualidad.

2- Paz. Las mujeres no soportan la violencia y condenan todo tipo de abuso físico y agresividad. Que una mujer ocupara el poder influiría en temas tan importantes como la licencia de armas, los conflictos bélicos y, sin duda, la violencia de género.

3- Sabiduría. Las mujeres son más inteligentes que los hombres. No lo decimos nosotras, lo dice la ciencia. Mejores decisiones implicarían directrices y leyes más eficientes.

4- Intuición. Las mujeres tienen un sexto sentido: la intuición. No estamos locas, al final el tiempo nos da la razón. Una mujer se adelanta a los problemas reduciendo las consecuencias de, por ejemplo, una 'recesión'.

5- Generosidad. Dos de las grandes virtudes de la mujer son la empatía y la generosidad. Adiós al abuso de poder, a las diferencias sociales y económicas y a la corrupción.

6- Calidad de vida. Las mujeres saben mejor que nadie lo complicado que resulta compatibilizar la vida personal y profesional, encontrar tiempo para la familia, para los hijos, para el amor... En definitiva, para vivir y disfrutar. Sin duda uno de los asuntos que antes se solucionarían sería el de la conciliación.

7- Compromiso y fidelidad. Las mujeres cumplen sus promesas y, sobre todo, odian la falta de compromiso y la infidelidad. Esto significa confianza y materialización.

8- Bondad. ¿Qué hombre hace lo que hace una amiga de verdad?

9- Honestidad. Dicen que los hombres mienten más, aunque las mujeres, mejor. Echamos de menos líderes que sean claros, sinceros y honestos.

10- Belleza. ¿Acaso ellos pueden negar nuestra belleza? Un mundo de mujeres sería más bonito y mejor.