Mitos sobre mujeres y hombres: las mujeres soportan mejor el dolor

Beatriz Iznaola

Respecto al dolor también hay desigualdad entre hombres y mujeres. Siempre se ha dicho que la mujer es más resistente al dolor, pero que el hombre es más fuerte, ¿explica eso porqué nos compenetramos tan bien? ¿O es tan sólo un mito más? La mujer padece los mismos dolores que el hombre y también muchos más por motivos ginecológicos. La dismenorrea, el dolor menstrual; el parto y la enfermedad inflamatoria pelviana, por infección por transmisión sexual, son los dolores más extremos que puede sentir una mujer por su naturaleza femenina. Así, se demuestra que la mujer soporta mejor el dolor interno, justo al contrario que el hombre. 

Las mujeres soportan mejor el dolor interno, los hombres el externo

No es cierto el mito que afirma que la mujer soporta mejor el dolor porque pare y no hay dolor más extremo. Es verdad que la mujer ha de sufrir ciertos dolores que el hombre no padece, pero esto no quiere decir que la mujer soporte todo el dolor del mundo. El parto es uno de ellos, al igual que lo es el dolor menstrual. El cuerpo femenino se prepara con la hormona llamada oxitocina que estimula las contracciones uterina y es lo que hace que la mujer sea más fuerte a este dolor. Ya que los hombres no serían capaz de soportarlo, si pudiera ser real. A la vez, los estrógenos hacen que el sistema nervioso de la mujer sea más flexible y aguante, así, mejor el dolor.

Por otro lado, el hombre soporta mucho mejor el dolor externo. Esto se explica por la presencia, en gran cantidad, de tetosterona, la hormona masculina. Aun con todo esto, ambos sexos están capacitados de aguantar el dolor mucho más de lo que se piensa. El dolor va muy unido a la mente humana. Por eso, los hombres sufren más el dolor interno, ya que la mujer se desahoga, lo habla y lo dialoga con amigas o familia, y el hombre no lo hace. 

Puedes leer más artículos similares a Mitos sobre mujeres y hombres: las mujeres soportan mejor el dolor, en la categoría de Dolor en Diario Femenino.