María Teresa Campos, incombustible en la vida, el amor y la televisión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

9 de octubre. La mujer del día es hoy María Teresa Campos, la popular presentadora que lleva años sonriéndonos desde el otro lado de la pantalla. Esta mujer incombustible no tiene pensado jubilarse ni en su profesión ni en su vida sentimental. Nos miramos en el espejo de una mujer que lleva toda una vida trabajando y disfrutando a partes iguales.

María Teresa Campos: una vida dedicada a la televisión

El reinado de María Teresa Campos en la televisión no tiene fin. Tras años de luchas por el trono en las mañanas o en las tardes, combatiendo con pesos pesados como Ana Rosa Quintana o deslucida por la arrolladora personalidad de Jorge Javier Vázquez, María Teresa Campos se ha asentado finalmente como la reina madre de la televisión. Un cargo que evita guerras innecesarias y que la coloca en una posición privilegiada como consejera de las nuevas y no tan nuevas estrellas de la televisión.

El currículum profesional de María Teresa Campos es mucho más extenso aunque se la conozca por conducir programas antes llamados 'para marujas' y ahora denominados directamente 'tele basura'. Resulta que esta mujer ha sido una de las mejores comunicadoras que han pasado por la radio y por la televisión. Resulta también que siempre ha destacado por su independencia y por defender su criterio frente a las políticas televisivas.

Si alguien cree que la labor televisiva de María Teresa Campos refleja la frivolidad de los tiempos, sería mejor que indagara en su trayectoria profesional para descubrir a una periodista que en los años finales de la dictadura y en los difíciles años de la transición se posicionó como defensora de la igualdad de género. Ella fue de esas mujeres que predicaba con el ejemplo, que no se le ocurrió renunciar a su profesión por ser madre; ni viceversa.

Y es que María Teresa Campos no es de las que renuncian. Tampoco es de las que se amedrentan ni de las que dejan pasar las oportunidades. Solo así, con entrega, decisión y perseverancia se puede disfrutar durante toda la vida del trabajo, de la familia, de los amigos y del amor.