Leonor de Borbón: la nueva princesa en el Juego de Tronos español

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

16 de junio. La mujer del día es hoy una niña, Leonor de Borbón, que está protagonizando un auténtico Juego de Tronos a la española. Todo comenzó cuando su abuelo, el rey de España, decidió abdicar, transformando así todos los puestos, títulos y sobrenombres de la casa real. Intentamos entender este lío de príncipes, reyes, princesas, infantas y demás familia a través de una niña de las que juegan al trono, Leonor de Borbón que ahora será la princesa de Asturias.

Leonor de Borbón; de infanta a princesa

Aquí no se acerca el invierno, pero también vivimos inmersos en un frenético movimiento de sillas en nuestro particular Juego de Tronos, aunque con menos sangre. La hasta ahora infanta Leonor, la hija mayor de Felipe y Letizia, cambia de estatus al mismo tiempo que lo hacen sus padres y sus abuelos. Sus abuelos dejan de ser reyes para ser jubilados, sus padres dejan de ser príncipes para ser reyes y ella deja de ser infanta para ser princesa.

Leonor de Borbón es una niña adorable de sonrisa angelical a la que no sabemos cuánto va a durarle esa sonrisa tierna. La heredera al trono más joven de Europa se verá obligada a asistir a actos oficiales a una edad en la que debería estar jugando. Demasiada responsabilidad para una niña que nos sabemos el ejemplo de quién de su familia real va a seguir. Porque tiene modelos para elegir.

Tal vez se fije en la figura intocable de su abuelo pidiendo disculpas después de cazar elefantes y aquí no ha pasado nada. Tal vez prefiera Leonor fijarse en el discreto poder de su abuela Sofía o quizás se deje llevar por la figura de su tía Cristina viviendo por encima de sus posibilidades y aquí tampoco ha pasado nada. No sabemos qué ejemplo va a seguir esta niña espontánea que pronto perderá la naturalidad.

Lo que sí sabemos es que Leonor de Borbón, será la princesa de Asturias por derecho propio (o heredado). No será una princesa consorte, tampoco será en su día una reina consorte. Y eso no es algo habitual en una monarquía que suelen heredar varones. No es que este país haya decidido abrazar la igualdad entre hombres y mujeres, es que en esta ocasión no hay posible heredero varón.