Salma Hayek: el extraño caso de la millonaria que siguió trabajando

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

8 de septiembre. La mujer del día es hoy Salma Hayek, la actriz mexicana reconvertida en multimillonaria gracias a la fortuna de su marido. Pero Salma no se ha dejado cegar por la vida acomodada y sigue trabajando en el cine como actriz y aventurándose en labores de dirección y de producción. Un extraño caso el de Salma, la millonaria que siguió trabajando.

Salma Hayek: un amor de película y muy rentable

Salma Hayek era una de las actrices más reconocidas de Hollywood. Una de las pioneras en el éxito de la mujer latina en el cine americano, siempre destacó por su imagen de mujer sexy e independiente. Un buen día conoció al multimillonario francés François Henri Pinault y comenzaron una historia de amor llena de romanticismo y millones. Todo un lujo de amor.

El marido de Salma Hayek siempre había apuntado hacia las mujeres espectaculares y por eso tuvo una relación con la top model Linda Evangelista, con la que tuvo un hijo al que le costó tiempo reconocer y compartir su fortuna con él. Este hombre, propietario de firmas como Gucci o Yves Saint Laurent, posee un innegable gusto para las mujeres y así encandiló a la actriz Salma Hayek.

Salma y el multimillonario francés se casaron en una discreta ceremonia a la que solo asistieron los íntimos, pero dado su estatus social tuvieron que repetir el enlace en una faustuosa ceremonia en Venecia en donde no faltó el romanticismo, los pétalos de rosa y amigos como la actriz Penélope Cruz o el ex presidente de Francia Jacques Chirac. Pero no vayamos a pensar que nuestra Salma se quedó adornando al empresario como discreta y bella consorte.

Salma Hayek ha seguido trabajando en todo momento compaginando sus labores de esposa de millonario, de madre de una preciosa hija y de estrella de Hollywood. Porque esta mujer no está dispuesta a esconder su brillo tras los millones de su marido. Y es que Salma Hayek sigue brillando con luz propia.