Un vestido negro para triunfar: la opción de Meghan Trainor

Marta Marciel

Meghan Trainor con un vestido negro

No hay ningún look que no quede bien gracias a un buen vestido negro. Se trata de un color atemporal que puede usarse en cualquier época del año, y desde luego es lo más elegante para un gran evento. 

De esta manera, la guapa cantante Meghan Trainor consigue deslumbrar con esta apuesta. Su vestido negro largo para los AMAS 2015 le convirtió por goleada en la ganadora de la noche, y su opción de estilismo le coronó como la reina de las mejor vestidas

Cómo llevar un elegante vestido negro de Meghan Trainor

- Déjale todo el protagonismo: Para triunfar con un buen vestido negro, lo mejor es que la pieza en cuestión sea la que más resalte en el outfit en cuestión. Es conveniente no recargarlo con adornos excesivos, no pasarnos con el maquillaje ni los complementos y conseguir que brille por sí solo como una prenda única. 

- Resalta tu pelo: Si queremos triunfar a lo Meghan Trainor, resaltar nuestro pelo y dejarlo suelto sea la mejor opción. La melena es un complemento más y le da un aire mucho más femenino al look en cuestión, sobre todo cuando vamos con un elegante y fantástico vestido negro. 

- Huye de complementos estridentes: Aunque es lógico que un outfit apagado se verá mucho más brillante con adornos, para un vestido negro no es necesario ponernos guapas al más puro estilo árbol de Navidad. Huye de la estridencia y triunfarás con tu vestido negro como hace la guapísima Meghan Trainor

- Apuesta por los tacones: Ningún estilismo será el mismo si no llevamos un buen par de tacones. Para un vestido negro también es lo mejor, más allá de si es largo o corto, el negro no quedará igual si no le añadimos unos centímetros al look. 

- Seduce con tu maquillaje: Llevar un buen look beauty es fundamental a la hora de triunfar con cualquier look. Por eso, para llevar un vestido negro lo mejor es adherirnos a las mejores tendencias de belleza. Un lipstick rojo para una boca de beso, un buen eyeliner para resaltar los párpados y blush para marcar las mejillas. ¡Perfecta!