Un vestido negro para cada cuerpo, ¡descubre el tuyo!

Outfits perfectos según el tipo de silueta que tengas

María Belén Muñoz
María Belén Muñoz Periodista especialista en moda

¿Pasas horas y horas pensando cuál es tu vestido ideal? Seguro que alguna vez te han surgido dudas al respecto sobre la ropa que más te favorece, y es que para ello deberás primero conocer tu tipo de silueta (reloj de arena, triángulo, manzana...) para poder empezar a resaltar lo mejor de ti y lucir con mucho estilo cualquier look que se precie. 

Para ayudarte, en Diario Femenino vamos empezar a ver un vestido negro para cada tipo de cuerpo, y es que este color tan elegante como versátil es todo un básico de fondo de armario que seguro que poses. ¡Descubre cuál es tu vestido perfecto! 

Los diferentes tipos de cuerpos que existen

Para analizar qué tipo de cuerpo tienes seguiremos las proporciones horizontales, es decir, la diferencia que existe entre el ancho de los hombros y la cadera, teniendo en cuenta la forma de la cintura. Por un lado tenemos los cuerpos con líneas rectas (triángulo invertido, rectangular) y por el otro los cuerpos de líneas curvas (manzana, reloj de arena y triangular). 

Al hablar de vestidos negros, sabemos que hay tantas variedades como cuerpos femeninos existen. Por eso con esta pequeña guía te ayudaremos a encontrar el perfecto para ti. Recuerda que esto solo es un método para perfeccionar nuestras cualidades y que todos los cuerpos son bonitos tal y como son. Como dicen las profesionales: el asesoramiento de imagen consiste en potenciar al cliente, teniendo en cuenta tanto el interior como el exterior.

El vestido negro que más te favorece según tu silueta

El vestido negro es una de las prendas más básicas en nuestro guardarropa, es decir, forma parte de nuestro vestir diario, pero lo utilizamos para diferentes ocasiones. Esto lo convierte en una prenda atemporal, es decir, tiene la posibilidad de usarlo en cualquier momento del día y durante todo el año. 

Lo mejor es que puedes adaptarlo a tu estilo personal y, además, nos brinda una solución a la clásica pregunta: "¿qué me pongo?" Lo básico no es sinónimo de aburrido ya que este tipo de prenda no solo aporta mucho glamour, sino que podemos adaptarla a las diferentes formas del cuerpo para lucir tu mejor versión. 

Cuerpo triángulo invertido

Este tipo de cuerpo se caracteriza por tener los hombros más anchos que las caderas. Entonces resaltaremos la parte inferior del cuerpo, tus bellas piernas. Se encuentra dentro de los cuerpos donde predominan las líneas rectas, por tanto, buscaremos que la figura quede mucho más femenina.

¿Que puedes usar? Faldas cortas o plisadas en las terminaciones del vestido, cinturón a la cadera y escote en V, que va desde los hombros hasta la línea del busto terminando en un pico de corazón. Eso sí, ten en cuenta que este tipo de escote no se recomienda en mujeres bajitas o de cuello corto. Escápate de los vestidos rectos y rígidos que dejarán tu figura poco marcada y no es eso lo que queremos lograr.  

+ Cuerpo rectangular

En este tipo de cuerpo no hay una cintura definida ya que los hombros y caderas están en proporción. Lo que se debe hacer entonces es marcar la cintura y mantener el equilibrio entre los hombros y las caderas. Los vestidos ideales pueden ser las camisolas y túnicas. También puedes optar por vestidos con manga corta, corte imperio o rayas diagonales para generar curvas.  

¿No conoces el vestido de corte imperio? Es aquel que posee un corte por debajo del busto. Potencia la zona del pecho y te hace ver mucho más alta, ¡no le podemos pedir más! Su nombre se debe a que estuvo en auge durante la época napoleónica. 

+ Cuerpo reloj de arena

El cuerpo en forma de reloj de arena caracteriza por tener la cintura marcada, perfecta proporción entre caderas y hombros, y piernas también proporcionadas con respecto al resto del cuerpo. ¿Que puedes usar? Prendas entalladas para mantener dicha proporción, la clave son los cinturones, fajas y lazos así como la falda lápiz.

Si quieres algo mucho más arreglado puedes optar por un vestido con strapless o sirena. Nadie puede negarse a la sensualidad de un vestido sirena. Pero si todavía no te animas a uno largo, puedes comenzar con vestidos ceñidos al cuerpo que resalten tus curvas. ¿Algo que evitar? Sin duda, los vestidos rectos. 

+ Cuerpo pera o triangular

El cuerpo pera es aquel caracterizado por tener hombros estrechos y cadera grande. Lo que hay que lograr es equilibrar los hombros respecto a la cadera, por lo que la atención estará en el bloque superior. ¿Qué otras características posee este tipo de cuerpo? Suele tener hombros angostos o caídos, busto chico a mediano, cintura pequeña, cadera y colas grandes. 

Las mejores elecciones para nuestro vestuario estarán centradas en mangas princesa, corte imperio o falda evasé. En este punto, existen muchas variedades de falda evasé: estampadas (para lucir durante el día) y de colores más clásicos (para la noche). Lo cierto es que con los accesorios indicados vas a poder usar la misma prenda para cualquier ocasión. Puedes combinar tu vestido con una chaqueta de cuero y botines de tachas para un look nocturno, o con zapatillas para un look casual. 

Además, puedes utilizar prendas monocromáticas o estampados solo en la parte superior. Lo ideal es el escote en forma de corazón para un outfit más romántico o formal. 

+ Cuerpo ovalado/manzana

Para este tipo de cuerpo intentaremos disimular la circunferencia del abdomen, por lo que debes evitar todo tipo de volumen en dicha zona, para esto vamos a enfatizar los hombros. Puedes apostar por las hombreras, por lucir un look ochentero con tu vestido ideal. Si no te animas a tanto, también puedes apostar por escotes medianamente profundos, colores oscuros o fríos o por la monocromía o looks monocromáticos. ¿Por qué elegir este efecto? Apostando por vestir prendas del mismo color, estilizarás mucho la figura, tendrás la elegancia del minimalismo y podrás incorporar otro color de manera muy sutil. Lo mejor de este tipo de outfit es que nos permite jugar no solo con diferentes texturas, sino que también podemos experimentar con nuestro maquillaje y accesorios. 

¿Qué deberás evitar? Al contrario que el cuerpo reloj de arena, debes prescindir de los cinturones, faldas de tubo y lazos. No son las mejores opciones para lucir en tus vestidos de color negro. 

Looks con vestido negro según tu altura

Muchas veces se nos dice que los vestidos largos no son para todas las figuras o tipos de cuerpo. Por ejemplo, si eres bajita están prohibidos. ¡Derribemos ese mito! Los trucos del vestir tienen que ver con generar ilusiones ópticas, esto quiere decir que podemos alargar nuestra figura por ejemplo vistiendo rayas verticales, y ensancharla con las horizontales. 

Los escotes en los vestidos estilizan no solo tu cuello sino el resto del cuerpo, juguemos con ellos. Con el escote halter (aquel que se abrocha por atrás del cuello) por ejemplo, lograrás que tu figura se vea más alta de lo que en realidad es. También puedes optar por telas con caída y que el largo llegue a los tobillos. Como dijimos anteriormente los vestidos de un solo color serán tus aliados

Ahora, si no estás cómoda con tu altura por ser demasiado alta, esta es tu oportunidad de lucirte. Los vestidos largos son especiales para ti, pero todo dependerá de con qué los combines. Intenta no usar zapatos muy altos con ellos, ya que tienes la altura ideal y no necesitas agregar centímetros. Tú puedes jugar con diferentes texturas y estampados, lo que harán tu look más atrevido. También puedes optar por los vestidos con tajo, luce tus piernas, de a poco te irás sintiendo más segura con ellas. 

¡Listo! ¿Qué te parecen estos tips para elegir un vestido negro según tu tipo de cuerpo? Anótalos para la próxima vez que vayas a comprarte un dress de esta tonalidad y cuéntanos tus impresiones en los comentarios, ¡te leemos! 

Puedes leer más artículos similares a Un vestido negro para cada cuerpo, ¡descubre el tuyo!, en la categoría de Vestidos en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: