Jennifer Lawrence, entre 'bicho raro' y chica normal

María Fernández

Jennifer Lawrence es una de las actrices del momento, de eso no hay duda, por lo que la revista Vogue no ha podido evitar que sea la portada de su próximo número en su edición de Estados Unidos.

A pesar de su juventud, solo tiene 22 años, la protagonista de Los Juegos del Hambre ya tiene un Óscar. Sin embargo, la fama no le ha pillado por sorpresa. En esta entrevista cuenta como desde pequeña sabía que iba a ser famosa. Ha sido sincera al admitir que su infancia no fue del todo feliz ya que era considerada “un bicho raro” ya que como ella misma confiesa: “odiaba el recreo, no me gustaban los paseos y las fiestas realmente me estresan”.

Según cuenta Daily Mail sobre la entrevista en Vogue, la actriz no se encuentra cómoda cuando la gente intenta saber todo sobre su vida: “Soy sólo una chica normal y un ser humano y no he estado suficiente tiempo en este mundo como para sentir que es mi nueva normalidad. No voy a encontrar la paz con esto", declara.

Jennifer Lawrence sabía que iba a ser famosa

Recientemente trascendía que la actriz había querido deshacerse del Óscar recién recibido porque no le transmitía buenas vibraciones. Como la estatuilla atraía las energías negativas, Jennifer Lawrence decidió que sus padres se lo llevaran a la casa familiar en Kentucky.

La actriz es ambiciosa por lo que no ha dudado en dejar unas vacaciones para irse a rodar la película Catching Fire: "Yo no podía decir que no. Y luego, cuando yo estaba en el set, yo estaba como "Esto es mucho más importante que unas vacaciones". Es mucho mejor para mi cerebro para estimularlo y me recordé a mí misma: Esto es lo que me gusta" admitía.  

Puedes leer más artículos similares a Jennifer Lawrence, entre 'bicho raro' y chica normal, en la categoría de Cine en Diario Femenino.