Panacota con Marsala y menta

Saúl C. Montaño Quintanilla
  • 250 ml. leche
  • 3 cucharadas azúcar
  • 250 gr. nata líquida
  • 4 hojas menta
  • 1/2 cucharadita de 1 limón rallado
  • 1 vaina vainilla
  • 4 láminas gelatina neutra
  • 2 cucharadas marsala
 Panacota con marsala y menta

- Pon la gelatina a remojo en agua fría. Echa la nata líquida y la leche en un cazo. Corta la vaina de vainilla, raspa la pulpa y échala también al cazo.

- Añade el azúcar y la ralladura de limón. Lleva la mezcla a ebullición. Deja que se haga a fuego lento durante unos 10 minutos.

- Exprime bien la gelatina, agrégala a la mezcla de nata líquida y leche, y disuélvela removiendo. A comtinuación, aparta la olla del fuego.

- Echa la panacota en moldes redondos pequeños enjuagados con agua fría y déjalos en el frigorífico al menos 6 horas, hasta que se solidifiquen. Después, vuelca la panacota en platos, riégala con el vino Marsala y decórala con hojas de menta.
Otra manera de decorar este postre es utilizar, en vez de las hojas de menta, uvas. Le dará un toque sofisticado.

Puedes leer más artículos similares a Panacota con Marsala y menta, en la categoría de Internacional en Diario Femenino.