Ventajas del parto natural

Saúl C. Montaño Quintanilla

El parto natural es una forma de dar a luz sin la utilización de medicamentos ni tecnología médica. Mientras hay gente que lo ve como un atraso innecesario, hay mujeres que defienden el parto natural como la alternativa más saludable tanto para el bebé como para la mamá. Al fin y al cabo, las mujeres estamos diseñadas para dar a luz de una forma natural, ¿no?

El parto natural permite a la mujer controlar su cuerpo al máximo, estar consciente en todo momento pudiendo adoptar las posiciones que le permitan estar más cómoda durante las contracciones y tomar parte activa en el proceso de nacimiento de su hijo. Esta experiencia que pone a prueba la fortaleza de una mujer, hace que muchas madres sientan posteriormente un gran sentimiento de satisfacción.

La mayor parte de las técnicas empleadas en los partos naturales no son invasivas, por lo que se reducen las posibilidades de provocar efectos secundarios en la madre o el bebé, el padre de la criatura se puede sentir muy involucrada en el proceso del parto, al trabajar para ayudar a sobrellevar el dolor, y el acontecimiento se desarrolla  en un entorno más íntimo y familiar, en el que la propia mujer puede decidir cómo quiere que sea el parto.

Puedes leer más artículos similares a Ventajas del parto natural, en la categoría de Embarazo en Diario Femenino.