Cómo organizarte si eres madre soltera o separada

Madres solteras

Afortunadamente ser madre soltera ya no supone un estigma social. Tanto es así, que cada vez más mujeres se atreven a afrontar la maternidad en solitario en una decisión más de sus vidas independientes. Pero sin duda es difícil. Trabajo, casa, guarderías, médicos...todo un mundo de complicadas novedades y responsabilidades a las que hay que hacer frente sin una pareja al lado. En ocasiones, es mucho mejor y la maternidad en solitario se disfruta mucho más.

Madres solteras por elección

El número de mujeres que deciden ser madres solteras va en aumento. La mujer ya no necesita encontrar a su hombre ideal para formar una familia, ahora lo puede hacer sola, y lo que es más, puede elegir el momento adecuado para ser madre.

El perfil de la madre soltera por elección es el de una mujer de entre 35 y 45 años, laboralmente activa, con un trabajo bien remunerado y, sobre todo, segura de sí misma. El método elegido para ser madre varía desde la adopción a la inseminación artificial, pero en cualquier caso se trata de maternidades planificadas, en las que la mujer es plenamente consciente del cambio que va a suponer en su vida y asume esa responsabilidad de ser madre porque siente que ha llegado el momento y se ve preparada.

También hay casos de madres solteras que se quedan embarazas por accidente o por no preocuparse de tomar las medidas anticonceptivas oportunas y que en ese momento deciden asumir la maternidad en solitario.

Diferente es el caso de todas aquellas mujeres que se ven en la necesidad de asumir la maternidad en solitario tras un divorcio en el que su pareja elude su responsabilidad como padre.

Como organizarse si eres madre soltera

En cualquier caso, vaya por delante nuestra admiración hacia todas aquellas madres que por elección o por necesidad tienen la valentía de criar a sus hijos solas. Ser madre soltera tiene muchas ventajas porque disfrutas más de tus hijos y además controlas en todo momento la educación que quieres que reciban. Pero esta situación implica un plus de responsabilidad y, sobre todo, de organización y planificación.

En cualquier caso necesitas una estabilidad laboral suficiente como para que la familia que estás creando no requiera de más ingresos que los tuyos. El horario laboral es otro de los factores a tener en cuenta. Lo ideal sería que la madre pudiera trabajar desde casa, y la verdad es que cada vez hay más empleos que lo permiten, pero si no es tu caso, debes tener asegurada una guardería con un horario compatible  y que pueda afrontar los imprevistos. De cualquier forma tendrás que recurrir a la ayuda de tus familiares, generalmente los abuelos, y de tu círculo más cercano. Buscar una niñera de confianza que pueda sacarte de un apuro ocasional como una visita médica, una cena de trabajo imprevista o un cierre de guardería inesperado también puede serte muy útil.

La solidaridad entre las madres es algo de lo que se viene hablando mucho últimamente, por lo que siempre podrás recurrir a algunas madres de tu vecindario, pero asegúrate de ser agradecida y de prestarle tu ayuda cuando ellas lo necesiten.

No dudes en ningún momento de tu decisión y céntrate en disfrutar de tus hijos olvidándote de las inseguridades. Sabrás que lo estás haciendo bien en cuanto veas la sonrisa de tus hijos.

Laura Sánchez  •  jueves, 6 de septiembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

¿qué tal la dieta Dukan para adelgazar?

Escrito por palomina a las 11:46:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x